Ideas para dejar bien limpios los trastes de la cocina

¡Comparte en tus redes!

Considerar algunas ideas para dejar bien limpios los trastes de la cocina no es una exageración. Si no haces una limpieza correcta de los platos y utensilios de cocina podrías provocar una infección en cualquiera de los miembros de la familia. Los trastes que no son lavados de una manera correcta pueden provocarte infecciones por gérmenes patógenos tan resistentes como la Escherichia coli y la Salmonella. Si lavas correctamente tus platos lograrás reducir riesgos de enfermedades.

SABIDURÍA QUE AYUDA: El tema del lavado de los platos es tan importante que la Adminis­tración de Alimentos y Medicamentos en Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) exige que en los restaurantes se cumplan tres requisitos para considerar limpio un plato: usar agua caliente y jabón, enjuagar con agua limpia y, por último, aplicar algún líquido desinfectante.

De acuerdo con varias investigaciones, independientemente del tipo de utensilio de cocina  y del método de lavado, reduces causas patológicas si lavas los trastes antes de que pasen dos horas después de haberlos usado. Así que es mejor lavarlos inmediatamente después de haber comido.

Menos de dos horas es el tiempo crítico para la eliminación de los restos de comida responsables de la proliferación de bacterias, virus y parásitos que a simple vista no son perceptibles.

Si no los puedes lavar en el momento, es mejor enjuagarlos un poco pero (insistimos) no dejes que pasen dos horas. Si los enjuagas evitarás que los restos de comida se endurezcan (sobre todo si comiste mole, arroz con leche, etc.).

Según la FDA americana, lo mejor es hacer el lavado con agua caliente, 40 grados como mínimo, usando jabón y aplicando posteriormente un desinfectante.

Después de lavar los platos, lo ideal es que los dejes escurrir en el fregadero. Cuando lavas los trastes a mano es mejor secarlos al aire, evita secarlos con un trapo, pues es casi seguro que con un trapo se propaguen los gérmenes.