¡Comparte en tus redes!

Ideas para desarrollar en tus hijos fuerza de voluntad

La fuerza de voluntad nos puede sacar adelante cuando nos estancamos en los grandes baches de la vida, es un impulso que nos motiva a salir, a resistir tentaciones y conseguir nuestra meta.

A esta cualidad se le puede definir como la capacidad de posponer las gratificaciones temporales y resistir tentaciones a corto plazo para poder satisfacer metas más a largo plazo. Quienes desean las cosas en el momento, en el aquí y en el ahora demuestran poca capacidad de autocontrol.

Ideas para desarrollar en tus hijos fuerza de voluntad

Ideas para desarrollar en tus hijos fuerza de voluntad

Es una cualidad que poseemos todos, pero no todos tenemos esta fuerza en las mismas áreas, hay cosas en las que fallamos, en las que no se tiene se puede aprender a hacerlo.

Es importante que desde pequeños se les enseñe a los hijos a tener la capacidad y la preparación para afrontar las dificultades y los retos de cada día. Desde pequeños deben aprender a dominar sus impulsos, sus deseos y voluntades, a esforzarse por conseguir lo que desean.

Enséñales que sólo con el esfuerzo se consiguen las recompensas, haz que descubran cuáles son sus fortalezas, para ello es necesario un proceso que requiere tiempo y paciencia.

Es normal que los padres traten de evitar que sus hijos sufran, sin embargo es malo sobreproteger a los hijos. Ellos necesitan esforzarse, sufrir y tratar de conseguir algunas metas. Una vida cómoda los hace inútiles. Aquí algunas ideas para desarrollar en tus hijos fuerza de voluntad.

1.- Explícales siempre por qué lo hacen. Cada que les pongas algunas tareas a tus hijos asegúrate de que entiendan por qué trabajan y para qué lo hacen, por ejemplo. La disciplina deportiva forma su carácter.

2.- Tareas. La tarea que le dejan en la escuela es para su propio bien, es para que aprenda y mejore la compresión de cada tema en particular. No les hagas la tarea, explícales cómo hacerla.

3.- Motivación. Las frases de apoyo ayudan mucho a tus hijos, es preferible hacerles ver que tú confías en que lograrán hacer algo, cambia frases como "no sirves para nada" por "yo sé que tú puedes, si te esfuerzas".

4.- Habla de las consecuencias de hacer algo malo. Eres su padre o su madre, tus palabras son para tu hijo como una fuete de inagotable sabiduría, procura enseñarle que algunas cosas provocan vicios, o bien que debe abstenerse de lo malo y aprovechar lo bueno con moderación.

5.- Reconoce sus esfuerzos. Aplaude a tu hijo y muestra tu admiración cuando se haya esforzado por algo y así conquiste un pequeño éxito, como hacer los deberes o pasar un examen después de horas y días de mucho estudio.

6.- Pon el ejemplo. Aprovecha cualquier situación de la vida para decirle "mira hijo, estoy en medio de un gran proyecto, pero si me esfuerzo y doy lo mejor de mí sé que podré conseguirlo", los siempre imitan actitudes de los padres. Si tienes fuerza de voluntad ellos aprenderán más de lo que te imaginas, absorberán tu esfuerzo, disciplina y esmero.

7.- Enséñale a no quejarse. La disciplina también tiene que ver con la aceptación del esfuerzo, es imprescindible que entienda que el entrenamiento requiere cierto dolor muscular (por decirlo de alguna manera, solo los especialistas en el deporte podrán confirmarlo), o que la práctica de tocar un instrumento musical exige tiempo y practica. Si aprende a no quejarse tomará las cosas con más convicción y visualización.