Ideas para disfrutar del recalentado

¡Comparte en tus redes!

No importa qué y cuánto hayas comido durante la cena de Navidad, por alguna extraña razón, los platillos que degustaste saben mejor al día siguiente, cuando estás en pijama e instalada frente a la televisión, ¿o no?

Aunque no hay nada escrito sobre ella, el recalentado es una de las tradiciones más importantes de la temporada navideña. De hecho, aquellos que no pudieron reunirse durante Noche Buena aprovechan el recalentado para convivir con sus amigos y familiares.

Sin embargo, el recalentado no se limita a meter nuevamente el pavo o la pierna de cerdo al horno, sino que debes buscar nuevas formas de disfrutar de estos platillos. Aunque hay un sinfín de alternativas, la técnica más socorrida es preparar tortas o sándwiches con lo que sobró la noche anterior. ¿Quién no ha saboreado una suculenta torta de pierna adobada durante la mañana de Navidad?

Pero… si este año quieres verte más creativa, aquí tenemos algunas ideas que pueden ayudarte para disfrutar del recalentado:

Caldo de pavo. Si tus amigos y familiares se excedieron un poco durante el brindis, agradecerán el que prepares este platillo. Necesitarás: los huesos y las sobras del pavo (para darle mayor presentación, te sugerimos que deshebres la carne), una cebolla picada, 1 rama de apio, 1 diente de ajo, ½ pimiento rojo, 2 hojas de laurel, 1 calabaza, 1 taza de pasta (codito), 1 taza de granos de elote, cilantro, sal y pimienta al gusto. Preparación: Cuece la cebolla, el ajo, el apio y el pimiento en una olla con agua, cuando las verduras estén suaves, agrega los huesos del pavo y las hojas de laurel. Cubre todos los ingredientes con agua y deja hervir durante 40 minutos a fuego bajo. Añade sal y pimienta al gusto, mezcla y cuela el caldo. El líquido obtenido debes colocarlo en una olla con la carne de pavo, la pasta, la calabaza picada y los granos de maíz. Deja cocinar hasta que la pasta esté al dente. Al servir, añade unas hojas de cilantro fresco a cada plato.

 

Shawarma de pavo. En vez de hacerte una torta, esta vez te recomendamos que pruebes este platillo árabe que se parece a los burritos. Sólo necesitarás pan de pita, pavo, pepino, yogur natural, aguacate y pico de gallo. Preparación: Rellena el pan de pita con el pavo rebanado y adereza con el yogur y el resto de los ingredientes.

 

Pasta Alfredo. Aunque te daremos la receta para preparar esta pasta con pavo, recuerda que puedes ocupar cualquier otro alimento que haya sobrado, como pierna, camarones y hasta carne res. Ingredientes: 1 taza de sobras de pavo, 1 barra de mantequilla, 1 cucharada de ajo, 1 taza de queso parmesano rallado, 1 taza de crema para batir, ¾ de cucharadita de maicena, ½ lata de chícharos, pasta, pimienta y ¼ de taza de perejil picado. Preparación: Cuece la pasta como normalmente lo haces, asegúrate que quede al dente. En una olla, coloca el pavo picado, el ajo y 4 cucharadas de mantequilla. Cocina hasta que la mantequilla se derrita, el ajo esté cocido y el pavo caliente. Para la salsa Alfredo, coloca en otra olla ¼ taza de mantequilla y 1 taza de crema para batir. Deja hervir y baja la intensidad el fuego. Agrega 1 taza de queso parmesano y mueva rápido para que se incorpore y derrita. Para espesar la salsa, agrega ¾ cucharadita de maicena. Por último, añade el perejil y la media lata de chícharos. Sazona con sal y pimienta. Revuelve la pasta con la salsa Alfredo y sirva un poco de pavo encima. Puedes decorar con perejil picado y queso parmesano.

 

Si ningún de estas recetas te gustó, no olvides que siempre puedes preparar tacos dorados de pavo y hasta tortas ahogadas con las sobras de la pierna

¿Lista para disfrutar el recalentado?