¡Comparte en tus redes!

Ideas para eliminar malos hábitos en los niños

Ideas para eliminar malos hábitos en los niños

Ideas para eliminar malos hábitos en los niños

Los niños pueden adquirir cualquier tipo de hábitos sin darse cuenta, los hábitos son comportamientos que se repiten con regularidad, y a veces una persona los adquiere sin darse cuenta.

Es muy fácil que un pequeño adquiera hábitos poco saludables, las prácticas insanas deben ser controladas desde la primera etapa, de lo contrario se transformarán en hábitos muy arraigados que serán difíciles de abandonar. Los niños son inconscientes de sus actos y más vulnerables a desarrollar ciertos comportamientos, es por ello que necesita siempre la asesoría de los padres.

Algunos ejemplos de malos hábitos en los niños son morderse las uñas, comerse las uñas, chuparse los dedos, comerse los mocos, hurgarse la nariz, decir groserías y demás manías y obsesiones. Aquí algunas ideas que nos ayudarán a eliminar malos hábitos en los niños, la mayoría de los hábitos desaparecen si se actúa a tiempo.

1.- Habla con el muchacho. Explícale que sacarse los mocos y comérselos no está bien, explícale cuál es la mejor manera de limpiar la nariz. Si le explicas él entenderá las razones para no hacer las cosas mal.

2.- No regañes o castigues. Es importante evitar dejarlo en ridículo o criticarlo, si lo haces empeorarás la situación, mejor hable con tu hijo y explícale claramente cómo es mejor que se comporte.

3.- Premios. Recompensa a tus hijos cuando demuestre autocontrol, así animarás a tu pequeño a dejar el mal comportamiento.

4.- Trabaja en un hábito a la vez. Tu hijo puede desarrollar muchos hábitos malos, no trates de eliminarlos todos juntos, comienza con el hábito más perjudicial. Ten paciencia.

5.- Descubre las causas. Tu hijo se puede estar comiendo las uñas por alguna rezón, por nervios o estrés o porque tiene mucho miedo, presta atención justo cuando tu hijo comience a realizar el mal hábito, fíjate en qué lo originó y habla con él sobre las cosas a las que le tiene miedo. Demuestra tu amor y escucha atentamente a tu hijo.

6.- Establece reglas. Además de ser comprensivo debes establecer reglas y ser firme con ellas, de esta manera lo ayudarás a evitar malos hábitos.

7.- Estabilidad emocional. Promueve en tu hijo estabilidad emocional, dale apoyo, amor, y sobre todo que se sienta seguro en el seno familiar. Dale la oportunidad de tomar decisiones por sí mismo, así podrá adquirir más confianza. Sobre todo, no te burles de él, no lo critiques ni lo humilles.