¡Comparte en tus redes!

Ideas para enseñarle buenos modales a tu hijo

Los niños bien educados son los que aprenden buenos modales desde temprana edad. Es muy importante que no caigas en el juego de reírte o divertirte cuando ellos digan groserías o hagan una acto mal intencionado. Si les aplaudes por algo malo que han hecho harás que tu pequeño aprenda a hacer cosas malas pensando que es bajo tu aprobación. No los aplaudas por lo malo que hacen, aunque te parezca gracioso. Antes de ver algunas ideas para enseñarle buenos modales a tu hijo, mira a éste padre, se contuvo la risa con tal de decirles a sus hijos que lo que habían hecho estaba mal.

SABIDURÍA QUE AYUDA: En el país de Kenia, se saluda de mano según el nivel de respeto. A las personas a quienes se respeta mucho se les saluda con la mano derecha, mientras la izquierda descansa en el hueco interior del codo derecho. 

1.- Saludos y despedidas. Cuando tu pequeño tiene año y medio de edad comienza a entender que hay ciertas reglas sociales. Así que lo mejor es que prediques con el ejemplo, si eres educada podrás darle un buen ejemplo. Enséñale a decir “Hola” y “Adiós”, motívalo a que salude con su manita y que se despida. No olvides saludar a tu esposo o esposa cuando tu pareja o tú lleguen a casa.

2.- Decir “Por favor” y “gracias”. Los papás no se olvidan de enseñarles eso a sus hijos, pero se obtienen mejores resultados cuando tú pones el ejemplo.

3.- Estar quieto. Entrénalo haciendo que se siente contigo y se quede quieto por cinco minutos. Éste acto, al parecer tan sencillo, resulta ser todo un lío, sobre todo si tu pequeño es muy inquieto. Pero te servirá para evitar que llore en reuniones importantes como ir a la iglesia, durante una boda o cualquier otro evento.

4.- Cortesía. Enséñale a compartir sus juguetes cuando esté jugando con otros niños. Enséñale algunas reglas como: “si hay un juguete favorito, se pueden turnar y así todos podrán jugar, sin necesidad de insultar, arrebatar o pelear”.

5.- Enséñale a esperar su turno. Es mejor que desde pequeño aprenda a no interrumpir y a esperar su turno para poder hablar. Pero eso sí, cuando tú hayas terminado de hablar presta toda tu atención a tu hijo. Los niños aprenden con el ejemplo así que muestra respeto respetando a tu pequeño.

6.- Cortesía y respeto. Un pequeño puede aprender a ser cortés sabiendo que no es apropiado señalar a las personas o quedárseles viendo fijamente. Explícale que debe tratar bien a las personas sin importar si son de diferente religión, si visten distinto, si son diferentes o sufren alguna enfermedad. Que respete a todas las personas por igual.

7.- Enséñale con amor. Evita enojarte, gritarle y castigarlo sin explicarle porqué lo estas castigando. Enséñale a hacer las cosas con amor. Explica por qué el comportamiento merece disciplina y qué tiene que hacer para evitar ser reprendido otra vez en el futuro. Usa el castigo como último recurso y en situaciones muy graves, puedes evitarlo enseñándole correctamente.