¡Comparte en tus redes!

Ideas para evitar que tu perro se haga popo dentro de casa

Ideas para evitar que tu perro se haga popo dentro de casa

Ideas para evitar que tu perro se haga popo dentro de casa

Los perros son animales adorables, nos agrada mucho su compañía, nos alegran cuando llegamos a casa cansados del trabajo y a su lado pasamos muchos momentos de diversión, pero no todo es bello, hay algunas cosas con las que todo amo debe lidiar, una de ellas son las necesidades fisiológicas de tu mascota.

Un de las preocupaciones más comunes de quienes tienen un perro en casa es cómo enseñarles a hacer pipí y popó en el lugar correcto, al principio habrá algunos accidentes, pero si eres constante podrás ir corrigiendo y educando a tu perro, aquí te damos algunas ideas para evitar que tu perro se haga popo dentro de casa.

1.- Llévalo al lugar. El primer paso del entrenamiento de tu perro debe ser llevarlo al área donde quieres que haga sus necesidades inmediatamente después de despertar, comer y jugar. No pierdas tiempo haciendo otras cosas, pues tu perro no podrá aguantarse las ganas de hacer.

2.- Anticípate. Debes prestarle atención a tu perro , cuando lo veas que comienza a oler y a caminar en círculos cárgalo, sin hacer movimientos bruscos, y llévalo al lugar donde quieres que haga popó. con esos movimientos tu perro te indica que quiere ir al baño.

3.- Felicítalo. Si tu perro hace sus necesidades en el lugar indicado felicítalo, no es necesario darle un premio comestible, pero felicítalo con palabras en tono suave o amigable y con caricias.

4.- Si lo sorprendes. Si te toca sorprender a tu cachorro haciendo popo en un lugar que no es su baño no lo regañes, sólo dile "no" y llévalo a su baño, en caso de que quiera seguir haciendo pipí.

5.- Limpieza a base de enzimas. Lava el lugar donde no quieres que haga del baño, pero hazlo con un limpiador especial a base de enzimas, no uses limpiadores con amoniaco porque huelen parecido a la orina y harán que tu perro se haga en el mismo sitio una y otra vez.

6.- Si está a punto de hacer popo. Si te das cuenta de que va a hacer sus necesidades aplaude fuerte, el sonido lo sorprenderá y dejará de hacerlo, inmediatamente llévalo al lugar donde quieres que haga.

7.- No utilices prácticas crueles. No le pegues ni lo arrastres hasta el lugar donde está su excremento para embarrarle la cara, esas son prácticas crueles que no es conveniente usar. Además tu perro no entenderá que "tu castigo es porque hizo algo malo", sino que aprenderá a tenerte miedo y a desconfiar de ti.