Ideas para hacer que tu hijo sea todo un caballero

¡Comparte en tus redes!

Todo padre y madre quiere tener hijos amables y desean que cuando lleguen a la edad adulta se conviertan en hombres que respeten a las mujeres y las traten como debe de ser. Aquí te damos algunas ideas para hacer que tu hijo sea todo un caballero.

1.- Pon el ejemplo. Los niños aprenden todo lo que ven, miran a sus padres y adoptan el mismo trato que el padre tiene para con la madre. Si los padres se tratan bien, el pequeño aprenderá a tratar bien a los demás. Su padre, su abuelo y los hombres mayores deben tener una imagen positiva para con las mujeres. Dile cosas como "no seas tan rudo con tu hermana, aunque seas más fuerte no está bien aprovecharse de ello".

2.- No alimentes prejuicios. Hace poco te mostramos un curioso video de una niña que todavía no nace recomendando a su padre algunas cosas, específicamente el video trata de cómo se alimentan los prejuicios en los menores y esto provoca una cultura cruel para las mujeres. Procura que en casa se enseñe a los niños a tratar con respeto a las mujeres.

3.- Anímalo a ser cortés. Le estarás enseñando a ser servicial y cortés, así que irá aprendiendo a realizar pequeños actos de cortesía, cada vez que lo haga felicítalo por cada acto de caballerosidad.

4.- Enséñale a anticiparse a ayudar. Un caballero se distingue por ser atento con los demás, cuando alguien presta atención sabe el momento justo en que debe ayudar a una dama o a alguien más. Por ejemplo, ofrecer de inmediato el asiento a una persona mayor.

5.- Buenos modales. Lo indispensable es que aprenda a decir, "por favor", "gracias", a no comer con la boca abierta, a recoger lo que tiraron, a pedir disculpas, no decir groserías, etc.

6.- Respeto a los demás. Es importante que le enseñes que todas las personas son diferentes, por lo tanto hay que respetar las diferencias de los demás, aceptarlos, no discriminarlos ni excluirlos.

7.- Aprender a valorar. No le des todo lo que desee o lo que se le antoje, todo niño debe aprender algo de la frustración. Habla con ellos para que aprendan que para ganar las cosas necesitan un esfuerzo. Enséñales que nada en la vida es gratis. Valorar no solo tiene que ver con dinero, es importante que un niño varón también aprenda a lavar los platos y a preparar la cena de vez en cuando, pues hombres y mujeres son iguales ante las responsabilidades del hogar.