Ideas para hacer un terrario

¡Comparte en tus redes!

La sobrepoblación en las grandes ciudades nos ha obligado a vivir en pequeños espacios en los que es imposible tener un jardín. En el mejor de los casos, las personas llegan a acumular plantas en macetas.

Sin embargo, existe una mejor opción para dar ese toque “verde” a tu casa y oficina. Se trata de los terrarios. Pequeños jardines que se cultivan dentro de un recipiente.

Al igualar las condiciones climáticas de un invernadero, en los terrarios las plantas no requieren tantos cuidados.

Aspectos que debes considerar para hacer tu terrario:

  1. Escoge plantas con características similares, que toleren altas temperaturas y de humedad, además de que prefieran la sombra. Los más comunes son: helechos, musgo, tomillo, violetas africanas, enredaderas, zebrinas, crasas y cactus.
  2. El recipiente puede ser de plástico o vidrio transparente. Sólo asegúrate de que sea lo suficientemente profundo para que quepan las raíces. Puedes utilizar envases vacíos de mermelada, mayonesa y salsa, peceras y floreros.
  3. Decide dónde lo vas a colocar. Dado que el vidrio amplifica la luz, no puedes colocarlo en un punto donde le dé la luz de forma directa. También es importante que siempre mantengas el terrario en el interior para evitar temperaturas extremas.

 

Pasos básicos para hacer un terrario:

  1. Coloca en tu recipiente de 2 a 4 centímetros de grava o piedras pequeñas.
  2. Agrega una capa de musgo seco. Siempre que utilices este material debes emplear guantes y camiseta de manga larga para evitar infecciones en la piel.
  3. Añade 3 o 4 centímetros de tierra de composta
  4. Si tu recipiente no tiene un agujero de drenaje, usa carbón activado para mantener la tierra fresca.
  5. Cava hoyos para colocar las plantas. Al sacarlas de su recipiente original sacude las raíces para eliminar el exceso de tierra.
  6. Después de introducir las plantas, cubre la base dando palmaditas a la tierra. Asegúrate de que las hojas no rocen el vidrio, ya que podría favorecer la aparición de hongos.
  7. Agrega decorados. Puedes emplear conchas, piedras, pequeñas estatuillas y decoración de peceras

Cuando riegues tu terrario no abuses del agua, ya que con el drenaje escaso puedes hacer que se pudra.

Asimismo, no olvides podar frecuentemente tus plantas.

 

Fuente: La Bio Guía, WikiHow, Hágalo usted mismo, Ecoosfera