¡Comparte en tus redes!

Ideas para lavar tinacos y cisternas del hogar

Ideas para lavar tinacos y cisternas del hogar

Ideas para lavar tinacos y cisternas del hogar

Es responsabilidad de todos que los depósitos de almacenamiento de agua, como son tinacos, cisternas, piletas, tambos y otros se encuentren limpios y desinfectados, para gozar de una mejor salud e higiene.

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y la Secretaria de Salud recomiendan que laves tu cisterna y tinacos cada seis meses. Aquí te damos algunas ideas para lavar tinacos y cisternas del hogar, en siete pasos.

1.- Prepara el material. Necesitas un cepillo o una escoba, de preferencia nueva, un cepillo de mano, una cubeta, una jerga nueva, un banco con base firme (para poder meterte al tinaco), una manguera, un litro de cloro y un trapo húmedo para proteger las vías respiratorias del cloro.

2.- Cierra los accesos de agua y desconecta. Cierra el paso del agua al tinaco, procurando que se vacíe en su totalidad, desconecta el switch o el interruptor de la bomba y el foco interno antes de entrar a lavar el tinaco o la cisterna, cierra el paso del agua al tinaco y el paso del agua del tinaco a la casa. Retira el flotador y la varilla.

3.- A lavar de ha dicho. Cepilla el interior con agua y con jabón con especial cuidado en las uniones de paredes y piso, no utilices detergente. Remoja las suelas de tus zapatos o sandalias en cloro, saca el agua sucia con la ayuda de una jerga y una cubeta. Enjuaga la cisterna o el tinaco con agua limpia, extrae el agua del enjuague con la jerga limpia y la cubeta.

4.- Desinfección. Vacía tres tapas de cloro en una cubeta llena de agua, con esa solución talla el piso, paredes y techo del tinaco o cisterna, deja que la solución se quede unos 30 minutos en las paredes y techo, esto es para asegurarnos de una buena desinfección.

5.- Protección. Antes de realizar el paso número 4, por bien de tu salud, evita permanecer dentro del tinaco o cisterna más de 10 minutos, no inhales el cloro y coloca un trapo húmedo y limpio sobre tu nariz y boca.

6.- Vuelve a enjuagar. Después de esperar los 30 minutos para que el cloro haga efecto, enjuaga de nuevo con agua limpia y retira el agua del enjuague del tinaco.

7.- Llena de nuevo. Abre la llave y llena el tinaco o la cisterna con agua, coloca la varilla, el flotador y conecta de nuevo el switch y el interruptor de la bomba.