Ideas para presentar un proyecto en tu trabajo

¡Comparte en tus redes!

La mayoría, en algún momento de la vida, decidimos presentar proyectos a nuestros superiores, y aunque posiblemente nuestro principal objetivo sea el propio crecimiento profesional, una idea bien elaborada y estructurada beneficiará al resto de los compañeros y a la empresa misma.

Para que tu propuesta tenga mayor probabilidad de éxito necesitas un contenido interesante y una presentación en armonía con tu objetivo. Recuerda presentarlo de una manera clara y mantenerte relajado y confiado en tu proyecto.

La ambigüedad en tu exposición podría llevarte al fracaso, procura mantener tus puntos claros y tener bien formulado el tema. Las gráficas ayudan a una mejor comprensión del asunto. A continuación algunas ideas para presentar un proyecto en tu trabajo.

1.- Asegúrate de dejar en claro que la empresa gana. Es obvio que necesitas crecer y lo haces con el fin de tener éxito profesional, pero tus superiores desean ver en qué se beneficia la empresa, qué les aportará el proyecto. Si se trata de la presentación de un proyecto a clientes, el inversionista querrá saber qué parte del negocio obtendrá.

2.- Analiza si es realizable. Considera los detalles del proyecto, asegúrate de que sea posible su realización e investiga los recursos que se necesitan, para saber todo esto necesitas hacer un trabajo de investigación y análisis. Así podrás plantear una estrategia sólida con el menor margen de error.

3.- ¿A quién está destinada la presentación? Saberlo te generará variantes en la redacción de tu texto y en los aspectos de interés. Deberás tratar los puntos más en función de los intereses de la persona a quien presentas tu proyecto.

4.- Claridad. Tu presentación debe ser entendible, pero no por ello eliminarás los detalles importantes. Puedes dividir tu texto por secciones, así harás amena y comprensible tu exposición y lectura. En los apartados puedes poner lugar en donde se realizará, recursos necesarios, los beneficiarios y resultados deseados. Algo muy importante es entregar un trabajo ordenado, limpio y sin faltas de ortografía, esto hablará muy bien de ti como profesional.

5.- ¿Quién está detrás de la idea? Es importante que dejes claro que tú eres parte del proyecto y que fue tu idea. Busca palabras positivas, evita las negativas, sé positivo y no dudes. Asegúrate de tener muchas cosas que contar, que lo harás bien, demuestra tu creatividad y mantente seguro en que tendrás éxito.

6.- Maneja el lenguaje apropiado. El lenguaje varía de acuerdo al tipo de proyecto, no es lo mismo presentar un proyecto a inversionistas que uno a clientes de productos infantiles o de publicidad deportiva.

7.- La primera impresión. La primera impresión cuenta mucho, posiblemente ya conoces a tu jefe o jefes (por eso es importante mantener siempre una buena imagen). En tu exposición procura ser puntual, ir bien presentable y que tu proyecto inicie de forma agradable, no sólo el contenido es importante, también lo es la forma.