Ideas para que tu hijo adquiera el hábito del ejercicio

¡Comparte en tus redes!

Una de las problemáticas que más han impactado a nuestro país es el hecho de ser el país que ocupa el primer lugar en obesidad infantil y el segundo lugar en obesidad en adultos, por lo tanto es indispensable que trabajes en fomentar una vida más saludable en tus hijos, sobre todo ahora que las cifras nos arrojan datos preocupantes sobre la condición física de los habitantes en México.

SABIDURÍA QUE AYUDA: En México 4.5 millones de niños presentan obesidad o sobrepeso; nuestro país ocupa el primer lugar mundial en obesidad infantil, y el segundo en obesidad en adultos, precedido sólo por los Estados Unidos. Algo todavía más preocupante es que el problema también está presente en la adolescencia y en pequeños de edad preescolar. De acuerdo con datos del ENSANUT (Encuesta Nacional de Salud y Nutrición) uno de cada tres adolescentes de entre 12 y 19 años tiene sobrepeso u obesidad. Los datos representan a más de 4.1 millones de estudiantes con este problema.

Por fortuna hay maneras de combatir este problema, una de ellas es fomentar el deporte en nuestros hijos y hacer de ello una práctica cotidiana, pero... ¿cómo hacer que nuestros niños, adolescentes y jóvenes se acostumbren a hacer actividades físicas? La Asociación Americana del Corazón aconseja que niños y adolescentes hagan como mínimo 60 minutos de ejercicio diario. A continuación algunas ideas para que tu hijo adquiera el hábito del ejercicio.

1.- Planea salidas. Una excelente opción para los padres es organizar salidas al parque, lleva un balón para jugar algunos partidos con toda la familia. Procura apartar un espacio para hacerlo diario, si no puedes por el trabajo que hay en casa al menos hagan ejercicio en familia los fines de semana.

2.- Pon el ejemplo. Los niños imitan tus acciones, sobre todo los más pequeños. Si haces ejercicio les enseñas a ellos a hacerlo.

3.- Haz ejercicio con ellos. Además de cuidar la salud de todos los miembros de la familia, fomentas la unidad y pasas tiempo de calidad con ellos.

4.- Diviértete. Al igual que la lectura, no tienes porqué enseñarles que el ejercicio es algo tedioso, es divertido salir en bicicletas, jugar futbol o basquetbol, un partido de béisbol familiar, etc. Con las actividades al airee libre lograrás que los pequeños se ponga en movimiento y que además lo disfruten.

5.- Explora sus pasiones. Nadie conoce mejor a tus pequeños que tú, ayúdalos a encontrar su deporte favorito y si puedes inscríbelos a clases de natación, a un equipo de futbol o algún otro club deportivo.

6.- Apóyalos. Si tu niño ya pertenece a un equipo deportivo lo mejor que puedes hacer como padre es ir a los eventos deportivos de tu hijo y apoyarlo desde las gradas. Consigue el equipo que necesiten y no dejes de animarlos a ser grandes campeones.

7.- Desconéctalos. La tecnología es una herramienta eficaz en nuestra actualidad, pero lamentablemente tanto niños como adultos se han vuelto adictos a los dispositivos electrónicos y a las redes sociales. Establece horarios y limita el tiempo que pasan tus pequeños en la tecnología.