Ideas sencillas para ser más feliz en el trabajo

¡Comparte en tus redes!

La felicidad es un sentimiento muy deseado por todo ser humano, todo mundo quiere ser feliz, aunque por otra parte, todos tienen derecho a estar enfadados alguna vez, tristes o quizá aburridos. Pero estar felices es una elección, aunque los expertos en psicología aseguran que es una decisión muy difícil de tomar.

El portal de psicología Leocadiomartin reflexiona sobre la manera de vivir tan preocupada de muchas personas, quienes se atormenta por el pasado y hacen planes para el futuro mientras su vida pasa al lado y, a veces, los deja de lado. Es por eso que se deben tomar acciones que nos ayuden a ser felices.

Actualmente el concepto de felicidad es más una teoría que un recetario sobre cómo alcanzarla. el sitio Psicoterapeitas dice que la psicología positiva estudia la felicidad en conceptos como el bienestar o calidad de vida y, entre otras cosas, se ha centrado en investigar las emociones positivas, que lógicamente tienen que estar ligadas a la felicidad. Seligman, en su libro Authentic Happiness, dice que la vida placentera que es una vida que maximiza las emociones positivas y minimiza el dolor y las emociones negativas, como parte de la felicidad. En conclusión y de acuerdo a lo que nos han dicho los expertos, cualquiera puede ser feliz si se lo propone, así que mencionemos un breve recetario de ideas sencillas para ser más feliz en el trabajo.

1.- Sé feliz hoy. La vida es impredecible, mañana pueden pasar muchas cosas, puedes perder tu trabajo o te puede faltar alguien querido, quizá te diagnostiquen una grave enfermedad. Mejor no esperar para ser feliz, aprovecha ahora para ser feliz hasta con las pequeñas cosas. Si decides ser feliz hoy, podrás afrontar mejor las circunstancias impredecibles del mañana.

2.- Sé un buen compañero y amigo. Las personas felices tienen mejor salud y mejores relaciones. Pon siempre una sonrisa y fíjate después qué pasa. Las personas felices tienen mayor esperanza de vida, algunos aseguran que sufren dolencias menores, otros dicen que no les prestan tanta importancia, así que ponte a sonreír y muestra tu mejor actitud. Realiza actos de generosidad y expresa gratitud.

3.- Las personas felices son más productivas. Protestar, quejarte o estar de mal humor consume mucho tiempo y exige un gran esfuerzo para centrarte en lo que quieres hacer. El optimismo y la motivación te ayudan a enfocarte mejor y que consigas hacerlo más rápido.

4.- Rodéate de gente positiva. Las emociones son contagiosas, así que es mejor que "te enfermes del virus de la felicidad". Estar con gente positiva, agradecida y entusiasta te transmite bienestar y energía. Así el día es más placentero, reconfortante y hasta productivo. Un estudio realizado por BMJ Group concluyó que la felicidad depende en gran medida de la felicidad de las personas con quién uno se conecta. La felicidad puede ser un fenómeno colectivo.

5.- Haz ejercicio. Por ejemplo, sal a correr por las mañanas o en las tardes, cuando tengas tiempo. La actividad física te cambia el día, te dará más energía, estarás más relajado y estarás más cómodo con tu cuerpo. Si sufrías de insomnio podrás relajarte por las noches y dormir mejor, y durante el día estarás de mejor humor.

6.- Organízate. Ser una persona muy organizada y que planifica las cosas ayuda a mantenerse más concentrado y seguro. Te elimina estrés y te ayuda a tener mayor control en tu jornada laboral, por consiguiente tienes más oportunidades de sentirte mejor.

7.- Disfrútate a ti mismo. Compararte con los demás te puede producir emociones engañosas, concéntrate en ti mismo, en tus éxitos y en tus futuras metas.