¡Comparte en tus redes!

Impacta Michael Phelps con su tratamiento para reducir el dolor

Tras su participación en los Juegos Olímpicos de Río 2016, el nadador estadounidense atrajo nuevamente la atención de la prensa mundial, no sólo porque ganó su decimonovena medalla de oro, sino porque todo su cuerpo estaba marcado con unos singulares moretones perfectamente redondos.

Bastaron unos minutos para que la prensa descubriera que las marcas del deportista eran el resultado de la terapia a la que se está sometiendo para revertir el desgaste muscular y aliviar el dolor.

Se trata del cupping, o terapia con ventosas, una disciplina de la medicina tradicional china que activa el flujo de energía vital, o Qi. Para ello, debe colocarse un recipiente que haga succión sobre la piel.

Aunque la versión tradicional de esta terapia se hace con ventosas de cristal, cerámica o bambú, que se calientan con un algodón prendido con alcohol para eliminar el aire en su interior, hoy en día es posible encontrar recipientes de plástico con una bomba de aspiración incluida.

 

Thanks @arschmitty for my cupping today!!! #mpswim #mp ? @chasekalisz

Una foto publicada por Michael Phelps (@m_phelps00) el


Quienes se han sometido al cupping, aseguran que las ventosas son más efectivas para acabar con el dolor que los masajes o la cortisona. De hecho, Michael Phelps no es el único deportista que ha recurrido a esta terapia. Su compañera de la selección estadounidense de natación Natalie Coughlin, así como el equipo de gimnasia rítmica de este país han manifestado ser usuarias recurrentes.

Pero… ¿qué tan efectiva es el cupping? Diversos estudios científicos, realizados por investigadores chinos e israelíes, muestran que esta técnica tiene un gran potencial terapéutico, sobre todo para reducir los dolores musculoesqueléticos.

Aunque el cupping lleva algunos meses atrayendo a deportistas y celebridades del espectáculo, se espera que tras los Juegos Olímpicos se masifique su uso. Sobre todo por qué no es necesario asistir con un especialista, pues en Amazon ya puedes comprar tu set de ventosas por menos de 20 dólares.

¿Qué te parece esta terapia? ¿Te atreverías a probarla?