¡Comparte en tus redes!

Infidelidad y sus 7 cosas positivas

Hay parejas que en algún momento de su vida sufren la terrible experiencia de la infidelidad, una acción que termina dañando seriamente la relación y lleva a la ruptura, en muchos de los casos sin ninguna posibilidad de reconciliación. ¿Es posible sacar cosas positivas de la infidelidad?

SABIDURÍA QUE AYUDA: De acuerdo con algunos estudios realizados en algunos países desarrollados, 8 de cada 10 parejas han sufrido alguna infidelidad, ya sea de uno sólo de sus integrantes o de ambos. En México no se han hecho grandes investigaciones sobre el tema, pero algunas pequeñas encuestas sugieren que el 60 por ciento de las parejas en México han tenido aventuras amorosas, ya sea por parte de un integrante o por ambos. Se trata de algo que le puede pasar a cualquiera.

Cuando se dice que en la infidelidad hay cosas positivas hombres y mujeres se opondrían inmediatamente, y es que a nadie le gustaría que lo engañaran y encima de todo dijeran que fue algo bueno. Quienes se oponen tienen razón, en una infidelidad no hay nada bueno para la pareja o para la relación en sí. Aún así se pueden extraer cosas positivas de una traición.

Infidelidad y sus 7 cosas positivas

1.- Aprendes a darle importancia a la relación. Ya sea que ocupes el lugar de la parte traidora o la parte traicionada, una relación es de dos, aunque uno tenga más culpa que el otro ambas partes tienen responsabilidad, ya sea por acción o por omisión. No estamos justificando al infiel, engañar es decisión de juna sola persona, pero aún así, no descuides a tu pareja, llénala de atenciones y muestras afectivas.

2.- Amor propio. Algo bueno que se puede aprender de la infidelidad es aprender a respetarse a uno mismo. En caso de ser la parte engañada, considera que si tu pareja busco a alguien más es porque no te valoró y no supo apreciar lo importante que eres. Es buen momento para que lo hagas tú, valórate, quiérete, cierra el capítulo y sigue tu camino.

3.- Descubres que simplemente no había amor. Si eres la persona que engañó, descubrirás que simplemente no la amabas (a tu pareja). Es el momento indicado para dejar de fingir algo que no sientes y marcharte.

4.- Aprendes que hay consecuencias. Ya lo sabes, todos lo saben, pero no lo comprenderás de manera tan íntima como cuando descubres que tu matrimonio está completamente destruido ¿Te gustaría aprender a la mala?

5.- Adquieres sabiduría. Aprendes a tomar mejores decisiones, procurarás no volverte a equivocar y estarás dispuesto a dar un consejo a quien experimente una experiencia similar a la tuya.

6.- Aprendes a perdonar. A pesar de lo doloroso que pueda ser, la mejor opción siempre será quedarte con las cosas buenas y olvidar ese aspecto negativo. Sea que haya reconciliación o no, es mejor darse la mano.

7.- Supérate. No te culpes (en cualquiera de los dos casos), aprende cosas nuevas, haz ejercicio, toma un curso, pero ocúpate en ti. Trata de superarte como persona y dedícate tiempo, disfruta de la vida, pues ésta sigue.

¿Qué consejo le darías tú a alguien que ha vivido esta experiencia?

Notas relacionadas:

7 lugares en donde surgen infidelidades. Aquí

Infidelidad con Tere Díaz Sendra. Aquí

Infidelidad, todo lo que implica (hasta el pensamiento). Aquí