¡Comparte en tus redes!

Cómo influir en los hábitos de tus hijos sin que lo noten

Cuando hablamos de genética y educación, los expertos en este tema, afirman que los genes heredados en cada persona, traen consigo costumbres, modos, gestos e inclusive formas de actuar.También se debe tomar en cuenta la primera interacción que se tiene dentro de la sociedad, es con la familia, aquí es donde se irán adquiriendo y aprendiendo las primeras formas de conducta. En el caso específico de los niños, serán mamá y papá quienes le vaya mostrando el mundo y cómo actuar en él.

¿Cómo se forma un hábito?

Es cuando se repiten regularmente las mismas acciones y comportamientos que son aprendidos, es decir, estas conductas no son innatas. Por ello, es importante que los papás moldeen y formen hábitos favorables a sus hijos desde pequeños para que reciban influencias del medio que lo rodea que definirán su manera de actuar y por ende, le permitirá construir su propio estilo de vida así como su propio sistema de creencias.

Como padres es muy importante definir e inculcar prácticas adecuadas desde edad temprana, existen medios externos que influyen negativamente en la vida de los niños, habrá que detectarlos para poder modificarlos sin que ellos se den cuenta.

Por ejemplo, si los niños adquieren costumbres positivas, es difícil que las pierdan cuando sean adultos. Si desde pequeño está acostumbrado a bañarse diario, esto se vuelve algo cotidiano y necesario para él. Lo mismo pasa cuando lava sus dientes, si se hace constante

no necesitarás hacer mucho para recordarle que lo debe de hacer por higiene y salud.

IQA-Destacada-730X490-habitos

Conforme los niños van creciendo, se van encontrando con etapas de rebeldía y tal vez es más difícil como padre controlar qué es lo que hacen. Actualmente el uso de la tecnología, va de la mano con su educación y resulta no ser tan sencillo supervisar lo que consulta en internet o el tiempo que pasa navegando. Es bueno establecer horarios para “estar en línea” e involucrarte sobre sus tareas, mostrar interés en lugar de prohibir, será la clave.

El centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública de la Cámara de Diputados, elaboró un interesante estudio titulado: “ Situación de la Familia y la Infancia en México”, el cual revela resultados poco satisfactorios al preguntarles a niños y adolescentes, ¿qué tan grave consideran la obesidad y el sobrepeso en su familia? a lo que contestaron:

Gráfica:

39% poco grave

16% nada graves

30% algo grave

15% muy grave

La alimentación es la base necesaria para el sano desarrollo integral de los niños, por ello, resulta de vital importancia que tengan una dieta saludable para su óptimo crecimiento.

Garantiza que los pequeños obtengan los nutrientes necesarios, animándolo sin obligarlo a probar ingredientes y platillos nuevos. Poco a poco, se notará que irán aceptando la verdura o el pescado que no querían ni ver en pintura.

Fomentar la elección de alimentos saludables, es rol de los padres, el cual representa ser primordial para que los niños adquieran hábitos que perduren esto sólo se logrará enseñándoles con el ejemplo y con la práctica; incorporando en su alimentación porciones e ingredientes favorables acorde a su edad.

Comer bien, hacer deporte, beber agua, tener higiene, ver menos televisión, dejar el iPad y jugar más, son prácticas que se deben adquirir desde muy temprana edad para llevar una vida más activa y equilibrada. No esperes a que tu hijo presente problemas de salud o sobrepeso para tomar cartas en el asunto, prevenir es la mejor manera de brindarles un mejor futuro. Distintas marcas se han comprometido con el bienestar de la población, fomentando hábitos más saludables, tan solo Coca-Cola ofrece una gran variedad dentro de su portafolio de productos, entre ellos su versión mini, jugos y aguas embotelladas que tienen la finalidad de reducir las porciones que se consumen y por ende las calorías.

Por su parte, Nestlé ha eliminado todos los sabores y azúcares artificiales de sus productos, la mayoría de las barras de caramelo han reducido sus porciones, obteniendo por resultado que se consuman menos calorías, lo cual beneficia a los niños pudiendo controlar su consumo de azúcar.

Existen diversas opciones saludables para modificar los hábitos alimenticios de los niños, pero es muy importante estar informados para inculcarles los mejores hábitos. No se trata de prohibir, se trata de educar.

 

Fuentes:

https://www.unicef.org/venezuela/spanish/educinic9.pdf

https://classroom.kidshealth.org/cc/AMoverse.pdf

http://www.fundadeps.org/recursos/documentos/581/Guia%20Promocion%20habitos%20saludables.pdf