¡Comparte en tus redes!

Ingredientes diabólicos del refresco que exorcizan tu cuerpo

Ingredientes diabólicos del refresco que exorcizan tu cuerpo

Ingredientes diabólicos del refresco que exorcizan tu cuerpo

Amigo ideoso, te quiero pedir un enorme favor, de una vez por todas haz caso a los famosos 8 vasos de agua diarios, es uno de los mejores consejos que te pudieron haber dado. Desafortunadamente muchos de nosotros vamos como auténticos zombis estúpidos detrás de las cosas que nos hacen daño, por ejemplo el refresco.

¿Qué es eso de chesco? ¡Agua, muchacho! ¡Toma agua! Luego no andes de chillón diciendo que te enfermaste. En lo particular, conozco a una persona de 65 años que no toma refresco por nada del mundo, y ¿qué crees? está más sana que muchas personas de 40 años. Aquí algunos ingredientes diabólicos del refresco que exorcizan tu cuerpo.

1.- Saborizantes artificiales. Los saborizantes naturales y artificiales se fabrican en laboratorios, los términos “natural” y “artificial”, es para identificar la fuente de donde provienen los químicos que se utilizan para fabricar un sabor nuevo. Así que no te confíes, aunque el componente no sea sintético, en el proceso de extracción se mezcla con otros componentes para proteger el sabor o conservar la frescura, no para cuidar tu salud. Diversas investigaciones demuestran que los colorantes artificiales causan alergias, daño en el DNA, posible inicio de cánceres y combinados con algunos conservantes como el benzoato de sodio, generan trastornos del comportamiento en niños. ¿Ya te dio miedo?

2.- Benzoato de sodio. Este ingrediente es capaz de destruir bacterias y evita que proliferen hongos, ¿qué hace en el cuerpo? Provoca cirrosis del hígado, cáncer y enfermedad de Parkinson. El edetato disódico de calcio EDTA conserva el sabor en una bebida, pero también provoca problemas renales y gastrointestinales.

3.- Azúcar en exceso. Bueno, seguramente ya sabes que el azúcar en exceso es mala. Pues chécate, un refresco de cola de 600 mililitros tiene 63 gramos de azúcar, lo que equivale a 10 o 12 cucharas de azúcar. Un refresco incrementa el nivel de azúcar en la sangre, lo que causa una explosión de insulina, tu hígado responde convirtiendo el azúcar en grasa. Hay mucha relación entre la obesidad y las gaseosas, cada que tomas un refresco aumentas la posibilidad de sufrir obesidad. Para que te des una idea, gracias a un refresquito aumentas las posibilidades de padecer enfermedades cardiovasculares, cáncer de colon, de mama, y problemas de la vesícula biliar.

4.- Ácido fosfórico. El ácido fosfórico se asocia con cálculos renales y otros problemas de los riñones, es más probable que desarrolles cálculos renales si eres hombre, blanco y con mucho sobrepeso. Los refrescos tienen un alto nivel de ácido fosfórico, que está relacionado con el rompimiento de huesos y una probabilidad más alta de desarrollar osteoporosis. Después de tomar refresco y vas a orinar, eliminas también parte de tu calcio. El 80% de los enfermos de osteoporosis son mujeres.

5.- Jarabe de maíz alto en fructuosa. Se trata de un endulzante relacionado con un riesgo más alto de síndrome metabólico, una condición que se ha asociado con un riesgo más alto de sufrir diabetes y enfermedades cardíacas.

6.- Ácido cítrico. No te confundas con el que encuentras en los limones y naranjas, ¡no te engañes mi chavo!, el ácido cítrico artificial se fábrica comercialmente mediante la fermentación de melazas con cepas de microorganismos Aspergillus Niger. Ácido cítrico en grandes cantidades provoca erosión de la dentadura e irritación local, también afectas el funcionamiento de tu riñón.

7.- Cafeína. Una lata de refresco tiene 38 mg de cafeína, que se considera un estimulante y provoca cambios de conducta. La cafeína es comparada por los expertos en forma compatible con la Methylphenidate y las anfetaminas, que son estimulantes solo recetados por prescripción médica. La cafeína provoca en el cuerpo los mismos efectos que la morfina, quinina, nicotina, cocaína y la estricnina. Provoca insomnio, debilidad, fatiga, úlceras, interfiere con la digestión de las proteínas y con la regulación de las funciones intestinales produciendo vómitos y diarreas. La cafeína provoca hemorragias de la piel, cataratas, albinismo, alteración a los glóbulos rojos, hidrocefalia, hemorragia de los ojos, deficiencia ósea irreversible, taquicardia, dolores de cabeza y ataques de ansiedad. La cafeína se relaciona con abortos en el primer trimestre del embarazo, la FDA la prohíbe a personas embarazadas.

8.- Aspartame. El ácido Aspártico está asociado con daños a las células cerebrales y tumores cerebrales, eleva la acidez de la orina y crea susceptibilidad a las infecciones del tracto urinario.

refresco