¡Comparte en tus redes!

Intercala penetración superficial y profunda

Intercala penetración superficial y profunda

Intercala penetración superficial y profunda

Se trata de una técnica que no requiere mayor explicación, es de las cosas más sencillas de hacer durante una relación sexual, pero es de las cosas que hacen que el coito le sepa a tu chica más delicioso. Se trata  de un estilo que recomiendan los seguidores del sexo tántrico y el Taoísmo. De esta manera estimulas varias zonas de la vagina de tu chica y además de aumentar el placer en tu chica tú también lo disfrutas más, además de que prolongas más el tiempo de placer. Aquí algunas ideas para jugar con la penetración superficial y profunda:

1.- Variedad. Procura variar tus movimientos de penetración, encuentra nuevos ángulos y crea nuevos estilos, juega y diviértete con las distintas formas de entrar y salir. Si lo haces, tu chica experimentará niveles increíbles de placer y te pedirá que sigas jugando, recuerda que los movimientos de penetración comunes suelen volverse monótonos. Recuerda que a los hombres les funcionan los movimientos de fricción rápidos, pero con ellas no es lo mismo, si quieres excitarla más y hacer que llegue al orgasmo trata de tener variedad en tu acto, recrea movimientos inesperados, profundos y sutiles, intensos y suaves, así despertarás la sensibilidad erótica en la vagina de tu chica.

2.- Clítoris. No olvides jugar con el botón de la felicidad, jugar con su clítoris te ayudará a provocarle más placer.

3.- Juego previo. No te apresures a penetrar, debes de tener más paciencia y esperar a que ella disfrute del juego previo, espera a estar seguro de que ella alcanzó un nivel de excitación suficiente, espera a que sus mecanismos físicos y psicológicos estén listos para la penetración, mientras disfruta de acariciarla y besarla, disfrutarás más de ese momento.

4.- La puntita. Una vez que comenzaste a penetrar, juega con distintas profundidades, cambia de direcciones y velocidades, frota tu glande contra su clítoris guiando tu pene con la mano, esa caricia despierta sus sentidos y la excita, harás que ella anhele la penetración. Después penetra a dos o tres centímetros, ¡la puntita nomás!, retrocede sin sacar el pene, repite esa secuencia hasta que ella suplique por ser penetrada.

5.- El punto G. Ponte detrás de ella para estimular el punto G por medio de la penetración, así tienes contacto con la pared anterior de la vagina, si estás en posición del misionero pon una almohada debajo de sus caderas y lleva sus piernas a tus hombros, así estimularás esta zona erógena con más facilidad.

6.- Usa movimientos largos y profundos. Los largos y profundos es cuando penetras hasta llegar cerca del cuello del útero.

7.- Usa movimientos cortos y profundos. Cuando el pene está cerca del cuello uterino lo retiras hacia atrás sólo unos pocos centímetros, pero déjalo en lo profundo de la vagina. Cerca del cuello uterino está la zona del fórnix anterior (zona AFE), que es muy receptiva al placer.

¿Te duele cuando te penetran? Se llama dispareunia, aquí.

Sé libre y habla con tu pareja de las fantasías que deseas, aquí.

La impotencia sexual también afecta a las mujeres, aquí.