¡Comparte en tus redes!

Ir más arriba de tu trabajo ¡Excelsior!

Ir más arriba de tu trabajo ¡Excelsior!

Ir más arriba de tu trabajo ¡Excelsior!

Henry Wadsworth Longfellow fue un poeta, escritor y traductor estadounidense que nació el 27 de febrero de 1807 y murió el 24 de marzo de 1882, su obra continúa con gran fama a nivel mundial, entre sus obras se cuentan "The Song of Hiawatha", "Paul Revere's Ride" y "Évangéline". Él realizó la primera traducción estadounidense de la "Divina Comedia", de Dante Alighieri. Longfellow fue uno de los cinco miembros  del grupo "Fireside Poets" (Poetas hogareños).

Henry W. Longfellow tiene un poema llamado "Excelsior", que es un vocablo latino que significa "Más arriba", esta palabra se encuentra en el escudo de Nueva York, y es el nombre de un periódico mexicano en donde la palabra aparece escrita con acento, "Excélsior". La palabra tiene un sentido literario de positivismo, significa deshacerse de los aspectos negativos y sacar lo mejor de ti.

El poema "Excelsior" relata la experiencia de un joven que buscaba una meta elevada, llegar hasta lo más alto de una montaña, él llevaba un letrero que decía "¡Excelsior!", y lo llevaba para hacer frente a los obstáculos que se encontrara en el camino.

Una noche fría se encontraba caminando por las cumbres alpinas, a lo lejos vio a una familia que disfrutaba de un cálido techo, las personas estaban disfrutando de la compañía y del calor de una chimenea, desde luego que el sintió muchas ganas de suspender su trayecto y disfrutar de una noche cálida, pero decidió alejarse de la zona de confort y se dijo a sí mismo "¡Excelsior!", así que continuó aquella noche su camino.

Cuando avanzó más se encontró a un anciano, y éste le rogó que se detuviera, pero el muchacho no se dejó intimidar, se había fijado la meta de subir, así que volvió a repetirse la palabra que lucía su letrero. En su derrotero apareció una doncella hermosa que le pidió que abandonara el viaje, pero el joven volvió a repetirse: "¡Excelsior!".

Ir más arriba es fijarse buenos ideales, ¿a quién no le gusta superarse? Tu tarea es seguir trabajando y luchar por tus sueños, si te has fijado una meta no la abandones, continúa yendo más adelante. ¿Qué tipo de montaña deseas ascender?