¡Comparte en tus redes!

¿Has hablado con tus hijos de abstinencia?

En la actualidad se habla mucho del respeto a las personas con otras preferencias sexuales y otras maneras de pensar, se habla de inclusión y de no discriminación, se habla de respeto y de tolerancia. Pero por lo general, casi nunca se habla de éstos temas en relación a quienes han decidido llegar vírgenes al matrimonio.

Pareciera que las personas que deciden conservarse vírgenes y esperar hasta el lecho conyugal para disfrutar del sexo dentro de una vida monógama están en peligro de extinción o ya han quedado extintas.

sexy pareja

Sin embargo hay muchas personas en el mundo que tomaron la decisión de seguir y ser fieles a éste principio, ya sea por educación o debido a su devoción a una religión.

La presión social que ejercen los amigos, compañeros de escuela y trabajo o incluso los propios deseos hacen que su propósito de ser fiel a éste principio, resulte difícil.

El caso de Kaká

Un gran ejemplo de fidelidad a éste principio fue el futbolista brasileño Ricardo Izecson dos Santos Leite, mejor conocido como Kaká, quien actualmente juega en la liga MLS para el equipo Orlando City.

A mediados del 2007 fue entrevistado por la revista Vanity Fair y dijo estar contento por haber llegado virgen al matrimonio. El deportista evangélico aseguró que para él es mejor seguir el consejo bíblico: “Elegimos legar castos al matrimonio, la Biblia enseña que el verdadero amor se encuentra en la noche de bodas… Para nosotros la primera noche fue bellísima”.

El astro brasileño agregó: “Soy un chico normal. No fue fácil llegar al matrimonio sin haber estado nunca con una mujer. Con Caroline, nos besábamos y había deseo, pero siempre nos hemos contenido. Si hoy nuestra vida es así de hermosa, creo que es porque hemos sabido esperar”.

Sin duda alguna la presión debe haber sido fuerte para un futbolista con fama a nivel mundial, con dinero y siendo asediado por miles de fanáticas en todo el mundo. El sudamericano ha sido un gran ejemplo no sólo para los evangélicos, sino para diversos religiosos en todo el mundo que predican la abstinencia como un mandato divino.

Dirán algunos conversos protestantes que es un error tomar como ejemplo a seguir a un ser humano, por muy cristiano que sea, pues el máximo ejemplo para ellos es Cristo y si se admira a un mortal se estaría cometiendo un error católico. Pero no pretendemos contradecir a un sector del protestantismo, lo que tratamos de resaltar aquí, es que la fidelidad a éste principio es posible, y decir que aún son miles los casos de personas con éste ideal.

Tolerancia y respeto

Es común encontrarnos con personas que hayan decidido conservarse vírgenes hasta el matrimonio. Nuestra sociedad ha estado aprendiendo sobre el respeto y la tolerancia, pero es más fácil enfocarse en las tendencias de moda o controversiales, sin embargo hay sectores con ideologías que también merecen un espacio y una consideración especial. Si hablamos de la inclusión y la no discriminación, qué mejor que estos conceptos sean más amplios e incluyan también algunas creencias de carácter religioso o ético, y, claro está, siempre y cuando no hagan daño a otro ser humano.