¡Comparte en tus redes!

Manolo Fernández

La camiseta más cara del mundo

 

Levanten la mano todos aquellos que alguna vez han utilizado una camiseta de su equipo o de su jugador favorito, esa camiseta que te pones cuando juega tu selección y te vas a ir al estadio o simplemente te vas a juntar con tus amigos a ver la final (No chavos, ponerse la playera para ir “a dar la vuelta a la plaza” el domingo no está tan padre).

Y es que sin lugar a dudas el portar el uniforme de la escuadra que llevas tatuada en el corazón es toda una aventura y así como existen uniformes bellísimos, históricos y de mucha tradición, existen otros que pasarán los años y seguiremos criticando (saludos Jorge Campos).

Los precios de los uniformes deportivos pueden variar por diversos factores, equipo, liga a la que pertenecen, tecnología, marca y evidentemente demanda por moda o tradición, actualmente el negocio de la memorabilia deportiva es uno de los mas rentables a nivel mundial, hace no mucho por ejemplo se subastó un par de tenis que usó Michael Jordan el mejor basquetbolista de la historia hace mas de 30 años en uno de sus primeros juegos como profesional y que fueron adquiridos por casi un millón y medio de pesos.

O que tal un uniforme utilizado por Babe Ruth, considerado uno de los mejores beisbolistas de todos los tiempos en nada mas y nada menos que 4.4 millones de dólares, es decir casi 80 millones de pesos (Si, también derramé una lagrima cuando me entere de los 18 pesos por dólar). Artículos y precios para verdaderos coleccionistas, gente que las valora y que claro, tiene mucho, pero mucho dinero.

Pero algo de lo maravilloso que ofrece el deporte es la posibilidad de poseer algún objeto de aquellos a los que idolatras, es una discusión de mucho tiempo, y volveríamos a hablar de la pasión y el significado que tiene para algunos de nosotros el tener esa prenda o ese instrumento de aquel que fue, es y será una especie de héroe para ti.

Hace poco el delantero mexicano Javier "Chicharito" Hernández tuvo un gesto que bien vale la pena comentar, en el más reciente triunfo de la selección mexicana 2-0 contra la selección de Hondura en tierras centro americanas, el jugador mexicano dejó a un lado las rivalidades deportivas, y es que al salir del juego lo estaban esperando Raúl Mayorga de 6 años de edad y su hermano José de 10, dos pequeños que estaban evidentemente emocionados por la presencia del delantero.

Raulito le pidió una foto y un autógrafo, Javier accedió sin problema alguno y acabando recibió un abrazo de parte de los dos hermanos, les agradeció por seguir su carrera, y les dijo que los quería mucho, y justo cuando iba a seguir su camino, el más pequeño de los Mayorga le dijo con lágrimas en los ojos: “de grande quiero ser como tu, y desde este momento, todos los días voy a orar por ti”, y fue en ese momento que “Chicharito” se regresó, tomo su mochila y sacó la playera con la que había jugado para obsequiársela al pequeño Raúl.

Le dijo: “Mira, te dejo esta camisa, te la regalo, disfrútala mucho, échale muchas ganas pero me tienes que prometer que cuando seas famoso me vas a regalar una tuya y cuéntale a todos: A mi 'Chicharito' de niño me regalo una'". Todo esto fue en presencia del padre de los niños quien visiblemente conmovido no se cansó de agradecer al futbolista por el detalle.

Yo soy un convencido de que no todo en esta vida es dinero, y que hay detalles y/o momentos que pueden cambiar la vida de una persona, y estoy convencido también de que la vida de este pequeño no volverá a ser la misma, así que por favor levanten la mano todos aquellos que piensan como yo que esta playera cargada de humildad, bendiciones cruzadas y buenos deseos quizá no estará valuada en 4.4 millones de dólares, sin embargo para Raúl en este momento es por muchas otras cosas, la camiseta mas cara del mundo.

 

MF

 

Manolo Fernández