¡La Ciudad de México ya es el estado 32!

¡Comparte en tus redes!

La espera fue larga. Tuvieron que pasar muchos años y varias administraciones, pero desde hoy, México cuenta con 32 estados. Así es, desde este momento, el Distrito Federal es cosa del pasado y la capital de nuestro país será conocida como Ciudad de México.

Tras ser avalada por 23 congresos locales, la llamada Reforma Política del Distrito Federal fue declarada constitucional, por la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, por lo que el decreto ya fue enviado al poder Ejecutivo para su promulgación.

Más allá de toda esta terminología legal y el proceso burocrático necesario para el cambio de nombre, debes saber que a la capital mexicana le esperan una serie de modificaciones administrativas importantes. Entre ellos destacan:

  • Constitución. Al igual que los otros 31 estados, la Ciudad de México contará con su propia Constitución Política, para lo cual se llamará a una Asamblea Constituyente, 15 días después de que se publique el decreto en el Diario Oficial de la Federación. La opinión pública estará atenta a las discusiones y el resultado de la Asamblea, pues la nueva legislación de la capital debe de respetar los derechos que ya se han concedido a minorías, como el matrimonio entre personas del mismo sexo o el aborto. El texto debe ser aprobado a más tardar el 31 de enero de 2017.
  • Jefe de Gobierno. Este cargo desaparecerá. Ahora, Miguel Ángel Mancera será llamado gobernador de la Ciudad de México, gozará de completa autonomía para nombrar a su gabinete y el Senado ya no podrá removerlo.
  • Delegaciones. Las 16 demarcaciones se convertirán en alcaldías. Tendrán un alcalde y un Concejo. Gozarán de autonomía presupuestal y será la Legislatura local (hasta hoy conocida como Asamblea Legislativa del Distrito Federal) quien asigne los recursos. Los primeros alcaldes se elegirán en 2018.
  • Dinero. El Congreso de la Unión ya no decidirá cómo se reparte y administran los recursos de la Ciudad de México. A partir de ahora, se tendrá independencia financiera.

¿Crees que estos cambios serán buenos para la Ciudad?