¡Comparte en tus redes!

La corrupción en México

Adrián GutierrezPrimero que nada permíteme pedirte una disculpa, cada semana salto de tema en tema, pero te diré mi especialidad: México y los mexicanos, y así lo he escrito en mis libros “Como ser un Mexicano Exitoso” y “100 cosas que todo mexicano debe saber” en ellos involucro todo, desde la motivación hasta temas políticos y sociales y hoy toca el turno a uno sumamente importante “la corrupción”.

Cuando oímos la palabra corrupción pensamos inmediatamente en políticos, y creemos que es un mal que sólo los atañe a ellos y que por su culpa el país no avanza, dentro de los países de la OCDE México se encuentra entre los más corruptos y te puedo asegurar que si este problema fuera solo de los políticos México seria de los países menos corruptos en el mundo, ya que ellos representan menos del 1% de nuestra población total.

¿Qué es la corrupción? Es violar una ley en beneficio propio como: hablar por celular mientras manejas, estacionarte en los lugares de discapacitados “porque solo son 2 minutos y tienes prisa” o copiar en un examen.

Me contestaras “eso no le hace daño a nadie” y tienes razón pero qué tal si te digo que el 54% de la población económicamente activa no paga impuestos, aproximadamente 29 millones de mexicanos y que el SAT no ingresa 450 mil millones de pesos cada año de impuestos de estas personas. Esto es corrupción, también.

450 mil millones de pesos equivale aproximadamente a 25 mil millones de dólares, ¿Qué podemos hacer con ellos? Podemos hacer dos refinerías, unos juegos olímpicos y un mundial o subsidiar toda la gasolina que se consume en este país para que cueste menos de 8$ pesos por litro, pero eso no es todo, perdemos más de 7 mil millones de pesos en robo de combustibles y más de 10 mil millones en robo de luz, todo eso es corrupción también.

Si desapareciéramos la cámara de senadores y diputados con todos su gasto nos ahorraríamos no más de 3 mil millones de pesos al año, menos de la mitad de lo que se roba la población en combustible.

Dan Ariely de la universidad de Duke escribe que todas las pequeñas trampas suman mucho más que un pequeño tramposo, todos creemos que lo que hacemos no es nada y lo disculpamos justificando que un político roba más o que no le hacemos daño a nadie, pero como te enseñe el no pagar impuestos, el robo de combustible y los diablitos para robar luz suma mucho pero mucho más de lo que se pueda robar un político o toda la clase política en un año.

Todos somos parte de la corrupción y todos somos parte de la solución, ciudadanos responsables tienen gobiernos responsables, si quieres que el gobierno cambie, primero tenemos que cambiar nosotros, ellos son un reflejo de la mayoría de nuestras características.

El cambio está en ti, hasta el próximo miércoles.

Adrián Gutiérrez