¡Comparte en tus redes!

La culpa es lo que no nos permite ser felices

Martha Sánchez Navarro¿Quién no ha sentido culpa por comer, por hacer algo y arrepentirnos, por decir algo que no nos dimos cuenta, por tener etc.?

La culpa es una de las emociones más tóxicas que podemos tener y si te das cuenta, nos educan con mucho miedo y culpa.

¡La culpa es esta sensación de que le debo algo a alguien! La culpa ha servido durante siglos para controlar a las masas.

Al cometer un error sentimos culpa y vergüenza, en lugar de entender que el error es tanto parte de la vida, como el acierto. En un mundo dual, ambas polaridades son necesarias y aprendemos más de nuestros errores, que de nuestros aciertos. Los aciertos son para palomearlos y los errores para enmendarlos. Hay un dicho poco sabio que dice; ¡el hombre es el único animal que se tropieza mil veces con la misma piedra!, ¿qué diferencia sería tropezarse con mil diferentes piedras?

Pareciera que la experiencia no nos sirviera, pues basta con una vez que toque un niño uña hornilla, para que aprenda que eso quema. Pero después de adultos, muchas veces nos quemamos una y otra vez, esperando que algún día quizás, ¡a lo mejor ya no nos quememos! Olvidando que, el mismo camino, nos lleva al mismo lugar.

No nos enseñan desde chicos que cometer errores está bien, que es normal y que es parte de la experiencia de aprendizaje. Que lo podemos hacer de manera diferente y aprender de lo vivido. ¡Fuimos hechos por el Amor, para el amor! Igual que nosotros hemos tenido a nuestros hijos por amor y queremos lo mejor para ellos, así nuestro creador, nos creó por Amor y para que fuéramos felices.

La culpa es lo que no nos permite de todo ser felices, no nos damos cuenta que el que debe, no sabía y que de eso se trata la vida, de probar muchas cosas y quedarnos con las que nos dan bienestar. Imagínate qué locura, hay gente que cree que estar en paz, ¡es ser irresponsable! Que tenemos que estar mal, ya que hay tantas cosas que no funcionan. Yo no digo que seamos insensibles ante lo que ocurre afuera, pero no creo que el sentirnos culpables ayude en nada.

¿Hay cosas de ti que no te gustan? Cámbialas, hay cosas que has hecho que no te sientes orgullos, no las vuelvas hacer. Has lastimado a personas, pide perdón genuinamente y repara. ¡Aunque no lo creas, hay gente que siente culpa, de lo bien que se siente! Hay un aforismo que dice; que no se moverá un solo grano de arena,  sin que todo el Universo se conmueva. Al estar bien tú y proyectarlo invitas a otros a que vean que es posible.

La mayoría de las enfermedades encuentran su raíz en; el miedo, la culpa, el resentimiento y la ira. ¿Te checa? Metafísicamente hablando la culpa genera dolor, es sentir la necesidad de ser castigado y el dolor, es la recompensa. Ve como hay enfermedades con dolor y otras sin dolor. La culpa hace la diferencia.

Recuerda que es a nivel inconsciente, nadie conscientemente se iba a generar un dolor, pero la culpa lo hace a nivel físico.

El Amor es siempre la respuesta, empezando por casa, date chance de equivocarte, aprende de tus errores y sigue avanzando, recuerda que TODO es experiencia y que venimos a aprender a ser felices con lo que hay.

Trátate con amor y paciencia y verás que es más fácil que cuando te críticas o te castigas.

Así es que a cometer errores nuevos y a crecer.

Bendiciones te quiere:

Martha

 

Martha Sánchez Navarro