¡Comparte en tus redes!

La decena trágica

Adrián GutierrezAmigo lector, me presentare nuevamente, mi nombre es Adrián Gutiérrez Ávila y mi especialidad son los mexicanos, soy mexicanólogo (aunque el termino sé que no existe), me segundo libro se llama “100 cosas que todo mexicano debe saber” y es por eso que algunas de mis columnas tratan algunas veces algunos temas históricos, como en esta ocasión.

En estos días del mes de febrero se conmemora la decena trágica, ¿Por qué decena trágica? Porque fueron 10 días de inestabilidad política en el país que terminan con la renuncia a la presidencia y muerte en aquel año de 1913 del presidente Francisco I Madero.

Esta historia tiene muchas peculiaridades, la mayoría de los mexicanos creen que la “Revolución Mexicana” tuvo como cometido derrocar al dictador Porfirio Díaz y en un principio sí, pero Díaz fue exiliado del país en 1911, ¿entonces por qué tuvimos 10 años más de lucha armada?

Tras el exilio de Don Porfirio, Francisco I Madero fue electo presidente, pero a dos años de su mandato ya existían muchas inconformidades y varios planes para derrocarlo, Emiliano Zapata y Pascual Orozco ya se habían levantado en armas en su contra y Madero tuvo que enviar tropas para contenerlos, este acto es muy curioso porque tanto a Zapata como a Madero los ubicamos en el mismo bando, el lado de los héroes buenos de la revolución, pero un factor para la caída de Madero es que no contaba con tropas suficientes para contener a los golpistas en la capital ¿Dónde se encontraban parte de sus tropas leales? Combatiendo a Zapata.

Madero pasaba tiempos difíciles ya que parte de sus allegados se habían ya levantado en su contra, así que el 9 de febrero los cadetes del colegio militar realizan una marcha acompañándolo a palacio nacional desde el castillo de Chapultepec para dar su apoyo total al presidente Madero.

Curioso nuestro México, uno de los principales hombres de Madero, el Militar Victoriano Huerta y quien madero creía le era fiel al grado de sacarlo de la cárcel cuando su hermano Gustavo Madero descubrió su plan para asesinar al presidente, fue quien termino de dar el golpe de estado.

La muerte de Madero está llena de traiciones, Zapata ya estaba en armas contra él, parte de la milicia se encontraba ya en combate para derrocarlo y Huerta el militar más cercano a él estaba confabulado con ellos.

La ultima traición fue su muerte, ya que al renunciar a la presidencia de la república se pidió el exilio para él, los golpista dijeron públicamente que respetarían su vida, sin embargo planearon un supuesto “asalto” durante el traslado de Madero a la cárcel de Lecumberri donde Madero y el vicepresidente Pino Suarez perderían la vida.

La revolución mexicana no fue un movimiento armado para derrocar al dictador Porfirio Díaz, la revolución mexicana fue un movimiento armado para ver qué grupo, qué ideología tomaría las riendas del país y uno a uno se fueron traicionando y asesinando sus protagonistas entre sí, Madero, Carranza, Zapata, Villa, Obregón durante los siguientes 10 años.

¿Habremos aprendido la lección, o aun le somos infiel a México? Nos vemos el próximo miércoles.

Adrian Gutierrez

Adrián Gutiérrez