¡Comparte en tus redes!

La distancia de tu casa al trabajo afecta tu rendimiento

La distancia de tu casa al trabajo afecta tu rendimiento

La distancia de tu casa al trabajo afecta tu rendimiento

Lo que algunas personas están buscando en la actualidad es una vida más relajada, por eso se van a vivir a las orillas de la Ciudad de México, pero muchos (o mejor dicho la mayoría) no lo hacen por vivir en ambientes más relajados, sino más bien porque comprar una vivienda a las orillas de la ciudad es más barato. Vivir lejos del trabajo implica muchos riesgos, y a vivir lejos nos referimos a tener que viajar a una distancia de más de una hora de viaje.

1.- Afecciones a la salud. Los largos viajes de casa al trabajo y del trabajo a casa tienen un impacto negativo en tu salud física y en tu salud mental, las afecciones a la salud se manifiestan con dolores de cuello y espalda, además de otras patologías como obesidad, hipertensión y afecciones cardiacas y riesgos de infartos. Lo peor es que vivir lejos de tu trabajo implica tener poco tiempo para hacer ejercicio. los expertos aseguran que vivir a más de 23 minutos de distancia tiene un impacto negativo en la salud, según una investigación elaborada por Christine M. Hoehner, especialista de la Universidad Washington de Saint Louis, y publicado por el "American Journal of Preventive Medicine". La mayoría de los problemas a la salud, se derivan del estrés generado al viajar largas distancias.

2.- Duermen menos. Si trabajas lejos de tu casa tienes menos tiempo para dormir, pues tu jornada laboral tiene un aproximado de 10 horas, a eso súmale el tiempo de la distancia y las horas que pasas despierto arreglando cosas del hogar o platicando con tu familia. Las horas que te quedan para un descanso saludable son muy pocas. La falta de sueño desencadena diversas enfermedades.

3.- Problemas con la pareja. Quienes viven a una distancia lejana tienen menos tiempo para convivir con sus cónyuges, lo que implica menos comunicación. Con el tiempo se abre una brecha entre el marido y la esposa, y si las parejas no lo solucionan puede haber serios problemas de comunicación. A largo plazo podría significar el fin de una relación. De acuerdo con un estudio realizado por la Universidad sueca de Umea, las personas que viajan largas distancias para llegar a casa son un 40% más propensos a que su matrimonio termine en divorcio.

4.- Menos contacto familiar. Trabajar lejos de casa no solo implica tener menos comunicación con tu pareja, implica dedicarle menos tiempo a tus hijos, padres y hermanos.

5.- Problemas laborales. Es común que la puntualidad falle en personas que viven lejos de casa, en trayectos largos hay más posibilidades de toparse con contratiempos.

6.- Menos tiempo para ti. Todos tenemos pasatiempos, aficiones o algún otro hobby, si vives lejos tienes menos tiempo para disfrutar de lo que más te gusta, tienes menos  tiempo para convivir con tus amigos. Vivir lejos afecta tu vida personal.

7.- Menos felicidad. En definitiva, si vives lejos de tu trabajo, pasas muchas horas lidiando con el tránsito, los pesados viajes de ida y de regreso, lo que te resta minutos para disfrutar de tus seres queridos y de los momentos agradables de la vida.

Soluciones

Si estás tomando una decisión, elige el trabajo más cercano a tu casa, si ya estás trabajando procura aprovechar más el tiempo, no te quedes más tiempo del que debes quedarte en el trabajo, sal en punto de tu hora de salida. Si viajas en transporte público procura leer un libro en el trayecto, esto te relajará un poco más.

Cuando estés en la oficina no dejes pasar la oportunidad de hablarle por teléfono a tus seres queridos, hazte presente lo más que puedas. Llama a tu pareja, a tus hijos y a tus amigos, no descuides a tu familia o tu vida personal por el trabajo.