¡Comparte en tus redes!

La educación financiera en comunidades de escasos recursos

Gabriela MontielHola; ya estamos de regreso una disculpa por haberme ausentado algunas semanas. En esta ocasión me gustaría plasmar mi experiencia y el porqué de mi ausencia. Tuve la oportunidad de trabajar con una fundación que ayuda a escuelas en comunidades de escasos recursos –de muuuuy escasos recursos–, en lugares lejanos y otros no tanto. Cuándo me invitaron a participar con el tema de Finanzas para Niños y Jóvenes, y Emprendimiento, por un momento entré en estado de pánico (¿cómo hablarle de finanzas a niños y jóvenes que se encuentran en una situación realmente crítica de recursos?) Después de sacudirme el pánico, comencé a estudiar e investigar a la fundación y cada una de las instituciones; para así poder adecuar y preparar el material, y hablar en un mismo idioma. Tal fue mi sorpresa de ver a los pequeñitos desde primaria baja hasta secundaria estaban súper interesados en aprender cosas nuevas sobre el temas de finanzas y economía con una excelente participación por parte de ellos. Sin miedo de preguntar o de responder y platicándome sus propias experiencias; pese a la triste situación económica que están viviendo. El tema de emprendimiento no era del todo desconocido para ellos pues estaban justamente trabajando en emprendimiento social tales como ayudar a otros que lo necesitan, ayudar al medio ambiente y siempre con vocación de servicio público y con ideas relacionadas con el compromiso con la comunidad, la necesidad de la innovación social y un imprescindible uso de la creatividad.

“Niños y jóvenes que reciben ayuda; ayudando a otros”

En el tema de emprendimiento personal; es más que claro que tienen todas las ganas de mejorar su situación económica familiar; muchos de ellos sobre todo los más grandes; aparte de dedicarse a estudiar, trabajan para ayudar a sus padres con el dinero que reciben.

Aceptaron la idea de ser empresarios en estas vacaciones emprendiendo su propio negocio; con algunas ideas que les proporcionamos sin ponerlos en riesgo.

Dentro de la temática de los talleres; uno de los tantos temas; es la fijación de metas de ahorro por prioridad. Me pareció muy interesante que aproximadamente el 80% de los pequeños contesto que su primordial meta de ahorro era para comprarse sus útiles y uniformes para el próximo ciclo escolar y ayudar en los gastos de la casa. Claro está que al fin, niños sus siguientes metas eran comprarse cosas para ellos como; ropa, juegos de video, dulces, conocer el mar, comprar juguetes, viajar y conocer otros países, etc.

Es increíble la labor y el esfuerzo que en conjunto hacen los integrantes de la fundación, la gran labor que hace todo el personal de las escuelas; las maestras, directoras y los padres de familia que hacen todo lo posible porque su comunidad y lógicamente sus hijos tengan una escuela digna.

Me quede con un gran sabor de boca, los niños con una excelente educación y buenos modales, con sus sonrisas, abrazos, con un gracias por enseñarme tantas cosas y con un ¿cuándo regresas?

Si tienen la oportunidad de ayudar no lo duden, simplemente asesórense bien sobre las fundaciones que ofrecen sus donativos a la educación.

Gabriela Montiel