¡Comparte en tus redes!

La epidemia que mató a millones de personas en sueños

epidemia_sueno¿Recuerdas esta hermosa e inspiradora canción?

Uno, dos, ya viene por ti.

Tres, cuatro, cierra bien la puerta.

Cinco, seis, toma el crucifijo.

Siete, ocho, no duermas aún

Nueve, diez, nunca dormirás

Si fuiste un niño normal, el simple hecho de leer estas líneas te erizó todo el vello. ¿Quién podría olvidar a Freddy Krueguer y su aterradora habilidad para matar en sueños?

Si te dijéramos que algo parecido ocurrió en el pasado, ¿podrías dormir esta noche? Si no te crees capaz, deja de leer esta nota o corre por tu peluche favorito.

En 1917, la humanidad conoció la llamada epidemia del sueño, cuando una rara enfermedad comenzó a diseminarse y a dejar a millones de personas en un estado de inconsciencia muy similar al sueño. Fueron pocos los que lograron sobrevivir y quienes lo hicieron permanecieron en un estado de seminconsciencia durante años.

La enfermedad es conocida como encefalitis letárgica y aún en la actualidad se registran contagios. Sus síntomas característicos son: fiebre, dolores de cabeza y garganta; retraso en las respuestas físicas y mentales, visión doble, fatiga y episodios de catatonia.

A principios del siglo XX, los casos más graves de la epidemia del sueño presentaron temblores y estados de psicosis. En aquel entonces los médicos se declararon incapaces de despertar a los enfermos y regresarlos a la normalidad.

Tuvieron que pasar más de cuatro décadas, para que el doctor Oliver Snacks diera con un medicamento (L-DOPA o levadopa) que lograba una mejoría transitoria en los pacientes con encefalitis letárgica. Sin embargo, la ciencia seguía sin saber el origen de esta condición.

Fue hasta la década de los ’80, cuando los británicos Russel Date y Andrew Church descubrieron que la enfermedad estaba originada por una bacteria estreptococo que había mutado.

Habiendo identificado el agente que causa la enfermedad, fue más sencillo dar con el tratamiento adecuado. Hoy en día, quienes presentan esta condición reciben esteroides, Levadopa (droga usada para tratar el Parkinson) y un fármaco que estimula el sueño.

¿Habías escuchado de la epidemia del sueño?