¡Comparte en tus redes!

La familia

Georgette Rivera

Desde que tengo memoria, siempre escuché decir que la familia es lo primero;  en la escuela primaria nos recalcaron un sin fin de veces que es la base de la sociedad, por lo que crecí con esta prioridad, a  ella le merecemos respeto y atención para darle cuidado a cada uno de los miembros que la conforman.

Hoy en día, hay dos polaridades muy marcadas, aquéllos que hacen todo por y para sus parientes, y  los que tratan de liberarse a toda costa de lo que llaman un yugo el compromiso familiar, asi que para no caer en cualquiera de los extremos, lo mejor es tener un punto medio, es decir, saber que la familia promueve el bienestar de cada uno, mismo que se traduce como la tranquilidad de todos los demás. Ahora bien, los miembros de un clan familiar  han decidido ser parte de ese grupo antes de nacer, ellos han elegido a esa parentela por algo en específico, como puede ser lograr su misión bajo circunstancias que solo los integrantes de ese hogar podrían auspiciar para que cada uno alcance a cumplir el propósito de su encarnación en este plano; por eso es importante no estallar en cólera con ninguno de tus familiares, ya que fue un acuerdo que sabías con antelación y, a pesar de que en esta vida habría suficientes cosas que harían que te arrepintieras de haberlos elegido a todos, o alguno de ellos en particular; ya lo sabias y aceptaste, así que por algo es, y eso aún cuando no puedas verlo en este momento, es para tu bien.

El Arcángel Gabriel es el encargado de dar protección a las familias, de proteger a cada uno de los que la conforman y de mantener el orden en el hogar, si en algún momento las cosas no han salido bien y hay situaciones que te rebasan, pide a este Arcángel que te ayude haciendo esta oración:

Arcángel Gabriel, te suplico que me ayudes a entender lo que sucede en mi entorno familiar, que  logre yo poder bendecir todo cuanto sucede  y  me dé cuenta de que es para mi bien.

Gracias por tu amorosa presencia que me permite tenerguianza y armonia.

Si consideras que en casa no hay suficiente paz, también puedes hacer esta plegaria:

Con infinita devoción y amor, pido a todos los Arcángeles y Ángeles que con su luz resplandeciente iluminen la mente y el corazón de todos quienes aquí habitamos, que en el corazón de cada uno se exprese la alegría, armonía y disposición para ayudarnos los unos a los otros con amor y respeto.

Como te lo he mencionado en otras ocasiones, si la oración la haces con fe, verás los resultados antes de lo que te imaginas. Confía y deja que esta nueva energía entre en tu casa y sea de beneficio para todos.

Así sea

Que tengas una bendecida semana.

Georgette Rivera

Georgette Rivera