¡Comparte en tus redes!

La importancia de la higiene después del sexo

higiene¿Qué haces después de tener relaciones sexuales? ¿Sueles abrazar a tu pareja o de plano te quedas dormida? Si es así, debes agregar otra actividad a tu rutina postcoital, ya que la higiene de tus genitales es indispensable.

Es cierto que el uso del condón ha simplificado las cosas y no tienes que preocuparte porque el semen salga de tu vagina (recuerda que todo lo que entra, debe salir); sin embargo, es importante retirar los fluidos que hayas producido durante el acto, así como los restos del lubricante que hayan empleado.

Si por alguna razón decides tener sexo sin protección, la higiene íntima adquiere más importancia, ya que el semen de tu pareja no tardará en hacerse presente, ocasionando que te sientas incómoda

Cuando no higienizas tu zona íntima después de tener relaciones sexuales aumentas las posibilidades de tener alguna infección vaginal, pues la humedad se acumula y crea el ambiente perfecto para los hongos y levaduras.

Si el momento o las circunstancias te impiden tomar una ducha rápida, puedes emplear unas toallitas húmedas para retirar la mayor parte de los fluidos y colocar una toalla sanitaria o protector de algodón en tus pantaletas. Éste atrapará los residuos y no tendrás que preocuparte por sentirte húmeda o pegajosa. Eso sí, asegúrate de retirarlos después de un rato, pues si permanece mucho tiempo en contacto con la piel de tus genitales corres el riesgo de que te provoque irritación u ocasione una infección.

En casos de sexo sin protección, también debes orinar, pues la gravedad y los movimientos que realizas para vaciar tu vejiga facilitarán que los restos de semen salgan de tu cuerpo. Puedes completar la higiene lavando la zona con un poco de agua tibia y un jabón suave.

Aunque la higiene íntima es importante, debemos aclarar que puedes permanecer ciertas horas sin limpiar tus genitales después del sexo, sin que ello represente en un riesgo para salud. Lo importante es que lo hagas.

Si tienes oportunidad, puedes tomar un baño con tu pareja y seguir con los juegos y caricias.