¡Comparte en tus redes!

La importancia de la salud bucal durante el embarazo

Arturo Arciniega

Arturo Arciniega

¡Qué gusto encontrarnos nuevamente a través de esta sección!, soy el Dr. Arturo Arciniega, experto en salud dental, y esta semana quiero platicarte de algo súper relevante e importante, más si eres mujer y planeas o estás embarazada: la relación entre esta etapa de la vida y la salud bucal.

 

Si te estás preguntando: ¿qué relación tienen estas dos cosas?, te recomiendo que dediques unos breves minutos a leer el artículo de esta semana en donde te explicaré absolutamente todo.

 

Para comenzar debes saber que el embarazo es el padrísimo proceso que transcurre desde la implantación del cigoto, hasta el momento del parto. Durante este lapso de aproximadamente nueve meses, el cuerpo de la mujer sufre muchos y muy diferentes cambios fisiológicos, entre ellos, algunos que se relacionan directamente con molestias bucales, concentradas principalmente en las encías.

 

Pero, ¿por qué pasa esto?, imagínate que durante el embarazo, los riñones retienen sal y obviamente una mayor cantidad de líquidos, como consecuencia de este incremento del agua corporal, la sangre se disuelve aumentando así el volumen sanguíneo. Este incremento de fluidos irrigará todas las células del cuerpo incluyendo las de las encías, inflamándolas notoriamente. Pero eso no es todo, porque tenemos que sumarle las alteraciones hormonales que reducen la respuesta normal del cuerpo a las bacterias que causan las infecciones en encías, lo que provoca que se acumule más placa en los dientes, aumentando la susceptibilidad a la gingivitis.

 

También debo decirte que si este padecimiento no se controla adecuadamente, puede convertirse en una enfermedad más grave llamada periodontitis, padecimiento que según un estudio realizado por la revista Journal of the American Dental Association, aumenta el riesgo del parto prematuro, de bajo peso o de preclampsia, entre 4 y 7 veces.

 

¡Calma!, no hay de qué preocuparse, porque la gingivitis en el embarazo se previene y trata principalmente con una buena higiene bucal; no olvides: cepillarte los dientes tres veces al día, usar hilo dental y un cepillo de dientes con cerdas suaves, además de realizar enjuagues con agua tibia y sal.

 

Algunos consejos prácticos para evitar la gingivitis de embarazo:

Evita los alimentos y bebidas azucaradas.

Evita los enjuagues bucales con alcohol.

Obviamente deberás dejar de fuma (y no sólo por la gingivitis).

Si vomitas, no olvides enjuagarte la boca después de hacerlo; esto evitará que el ácido del vómito ataque los dientes.

Consume suficiente vitamina C que fortalecerá tus encías.

Consume la cantidad suficiente de calcio para mantener los dientes en excelente estado.

 

Finalmente debes recordar que así como acudes durante el embarazo a tus revisiones periódicas con el ginecólogo, también deberás acudir a una revisión mensual con el dentista, debido a que en este delicado proceso se deben tener cuidados especiales, porque un tratamiento común y corriente podría resultar contraproducente.

 

Por ejemplo, durante el embarazo no es posible tratar con antibióticos una infección dental ni usar anestesia en la futura madre, por eso uno de los mejores consejos que te puedo dar es que mantengas una adecuada higiene bucal durante todo el embarazo, o si estás planeando embarazarte, acude al dentista, para que sea él quien realice cualquier tratamiento antes del embarazo.

 

Comparte esta información si conoces a alguien que esté embarazada y si eres tú la que lo está, sólo puedo decirte: ¡felicidades!

 

¡Nos leemos próximamente! y recuerda ponerte en contacto conmigo para cualquier duda relacionada con la salud dental.

 

Dr. Arturo Arciniega.

@Arciniegadental

Arturo Arciniega