¡Comparte en tus redes!

La importancia de los símbolos

Lo que allí va a salir es la raza definitiva, la raza síntesis o raza integral, hecha con el genio y con la sangre de todos los pueblos y, por lo mismo, capaz de la verdadera fraternidad.
"Jose Maria Albino Vasconcelos Calderon".

Francisco Javier GarridoLa importancia de los símbolos en la humanidad es una materia científica de análisis y que nos acerca y hace estar vinculados de forma inmediata a quienes le dan correspondencia y aprecio al símbolo; así como al pasado primitivo de las razas y sus actividades tribales que fueron sistematizándose.

Los símbolos nos pueden llevar por un recorrido interesante en la historia del hombre y el proceso de creación que atraviesan los mismos; además de la fuerza que va adquiriendo para quedar impregnado en el consciente colectivo.

Las empresas gastan millones en hacer que su marca sea reconocida a través de un símbolo y que este se interprete en confianza y calidad en lo que sea qué nos ofrezcan; ya sea un servicio o un producto.

Los símbolos religiosos identifican el conjunto de creencias que cada grupo de personas ha decidido profesar y que además, en muchos casos involucra los fundamentos morales a través de los cuales rige su vida.

El símbolo como es demostrado. Toma un papel importante en el día a día de las sociedades; es tan importante en su estructura, como lo es también el orden. Las sociedades deben permitirse ser clasificadas por el bien común y así poder asegurar un funcionamiento más propicio de la misma, ya que solo así se podrán asegurar los lazos que han hecho de las sociedades actuales la súper-vivencia del hombre más allá de sobrevivencia que solía llevar en las cavernas.

Por ello creo que el símbolo que representa a cada nación ayuda, no sólo al cumplimiento de identificación de manera externa; es decir mundial. Lo hace también de manera interna entre sus individuos; para ir formando de manera cívica una identidad como miembro de un todo.

En el caso particular, me defino como mexicano y la bandera de México 🇲🇽 es un símbolo que me hace vibrar de orgullo cuando la veo ondear por encima de nuestras cabezas y ayuda a saberme comprometido en el día a día con mi trabajo y con la vida misma. En ella veo el heroísmo, el ingenio, la tradición, el heroísmo, el sabor, la grandeza ancestral, la magia, la ciencia, la fuerza, el coraje, veo mi infancia, a mi familia, mis amigos, mis errores, veo el dolor como maestro, la grandeza de su música, lo impactante de su arte, veo la lucha de muchos hombres por darnos todas las libertades y por enseñarnos un camino importante que es el estado de pertenencia.

A veces al exponer este tema; me topo con comentarios de personas, diciendo que pensar con amor sobre una nación es un pensamiento absurdo, primero porque es algo anticuado en un mundo globalizado y segundo porque no es posible que alguien ame un lugar donde nació por mera causalidad y hechos fortuitos. Pero yo amo a mi madre y a mi padre. A mis abuelos y sus corazones y eso también puede considerarse un aspecto fortuito.

Tengo la seguridad de que la educación cívica y la práctica de la ética no son cuestiones de moda; el respeto no es cuestión de moda y que los hábitos sanos darán los resultados que nuestra nación necesita.

Amo nuestro himno nacional y lo canto con todo lo que soy siempre que puedo.
Amo nuestra bandera y todo lo que representa; se que nuestro país no está bien en materia de lo que sea que se decida analizar (seguridad, salud, económica, política, educación, ciencia, deporte,etc.) Pero, hay algo que no debemos olvidar y es que "el país somos todos"

La responsabilidad y el poder está en todos y cada uno de nosotros y debemos de ser preventivos en nuestras acciones, analíticos en nuestra vida y reaccionarios ante la injusticia.

Si hay algo de nuestro México que no te gusta, genera el cambio y arrastra con el ejemplo.
Esa es la mejor estrategia para generar un cambio y dejar a los demás, Un mejor legado.
No se trata de la crítica sin fundamento, se trata de trabajar juntos hacia la sociedad y hacia nuestro ser y llevar el nombre de lo que somos como un ejemplo de triunfo para todos los demás; saber lo que soy nos ayuda a llenar los espacios que a veces nos limitan en el avance.
Por ello siento entera satisfacción al decir:
¡Yo soy México!

Francisco Javier Garrido

Francisco Javier Garrido Ruíz