¡Comparte en tus redes!

La importancia de poner límites a los niños

La importancia de poner límites a los niños

La importancia de poner límites a los niños

Los especialistas aseguran que los padres deben establecer límites a sus hijos desde que nacen, hoy hablaremos de la importancia de poner límites a los niños. Establecerlos no te convierte en un padre malo, al contrario, proteges a tu hijo, pero es importante no llegar al otro extremo, al del autoritarismo.

La palabra "límite" puede ser malinterpretada y dar la idea de un padre o una madre que prohíben en todo momento, pero lo cierto es que los límites son necesarios, ayudan a los hijos en su crecimiento.

Un niño con límites es un niño más seguro y tolerante. Los pequeños que no tienen límites se vuelven más egoístas, manipuladores y con poca tolerancia a la frustración. Todo ser humano explora sus límites, y lo hace desde la infancia, explora hasta dónde va a llegar y qué tanto le van a permitir. Los niños van probando qué les funciona y qué no, ellos experimentan hasta con los berrinches, pero en la medida que el padre va poniendo límites el hijo va aprendiendo lo que puede y no puede hacer.

Establecer límites y negociar

Cuando los niños son pequeños los padres deben establecer límites, pero a medida que los hijos van creciendo el padre tiene que negociar. No todo se debe negociar, hay momentos para establecer límites y otros para negociar. Los límites deben ser claros para quien los da y para quien los recibe, deben ser consistentes y congruentes. Por ejemplo, los padres no podrían exigir a su niño que deje el celular mientras come si ellos tampoco pueden dejar este dispositivo a la hora de la comida, el ejemplo es esencial a la hora de marcar las reglas.

Los límites se ponen en casa, lo ideal es corregir a los niños cuando están en el hogar, no cuando están fuera. Por ejemplo, es más fácil decirles a los niños que no hablen con la boca llena cuando estén en casa, así será más fácil que no lo hagan cuando estén con otras personas o cuando haya invitados. Un niño con límites es un niño bien educado.