¡Comparte en tus redes!

La importancia del desayuno para no subir de peso

adriana_sandovalCuando queremos comer sanamente, la primera recomendación que nos dan es: no te saltes comidas, especialmente el desayuno.

Y es verdad, el desayuno tiene muchas funciones. Les voy a explicar las más importantes y les daré sugerencias sobre desayunos rápidos y balanceados.

1.- El cuerpo humano tiene un gasto metabólico menor cuando está en reposo, especialmente durmiendo. El des ayuno (Escrito a propósito separado) avisa al cuerpo que ya no estamos en ayuno nocturno, que hay que activarse al 100% porque ya estamos iniciando actividades.

2.- Nos aporta energía. Esta es la que razón que más conocemos para desayunar, nos da energía para iniciar el día, no sólo física, también mental. Por eso hay que desayunar carbohidratos, estos contienen glucosa que alimenta a todo nuestro cuerpo, pero no es cualquier fuente de glucosa, tenemos que combinar carbohidratos que se absorban lento y otros que nos den energía inmediata. Por ejemplo: 1 taza de sandía y 1 pan integral.

3.- Evita que tengamos hambre durante el día. Cuando desayunamos proteína, especialmente huevo y lácteos, liberamos triptofano que es un aminoácido que evita que tengamos hambre durante el día. Con esto ya agregamos un alimento más al desayuno, algo que tenga proteína.

4.- Si desayunamos, tomamos mejores decisiones sobre nuestra salud durante el día. Hay varios estudios donde se ha comprobado que desayunar bien evita que compremos botana, dulces, donas, etc. A media mañana y sobre todo, si este desayuno se hace después de una rutina de ejercicio.

5.- Iniciamos el día bien hidratados. Es importante tomar un vaso o taza de líquido desde la mañana, puede ser té verde o café que tiene muchos antioxidantes, nos quita el sueño y mejora la concentración.

6.- Reponemos el músculo y la energía gastada durante el ejercicio. Si haces alguna actividad física en la mañana, que por cierto, es la mejor hora, el desayuno manda una señal para que el cuerpo reponga músculo y la reserva de energía que almacena el hígado.

Estas son las funciones más importantes y como te habrás dado cuenta, ya hicimos un menú con el balance perfecto:

1 café o té

1 taza de sandía (puede ser una pieza o taza de cualquier fruta)

1 omelet de 1 huevo con queso

1 pan integral

Lo ideal sería sentarse a desayunar todos los días en casa, si no te da tiempo, puedes hacer este licuado desde la noche anterior y tomarlo en el camino a la escuela o trabajo, no esperes hasta llegar a donde vas, es probable que postergues el desayuno varias horas.

Desayuno líquido

1 taza de leche descremada y/o deslactosada o de soya o almendra.

1 fruta (plátano, fresas) o 1 cdita. De chocolate o café soluble o unas gotas de vainilla y/o canela.

1 cdita. De avena o amaranto.

1 cdita. De almendras fileteadas o nueces.

Licuar todo, puedes agregar hielos o agua para cambiar la textura o la temperatura.

Si eres de las personas que no tienen hambre en la mañana, no es que tu cuerpo sea diferente, lo que sucede es que ya tomó algunas medidas metabólicas, que incluyen quitarte él hambre porque sabe que no vas a alimentarte a esa hora. Estas medidas no son buenas, alentan tu metabolismo y aumentan la acumulación de grasa en el abdomen. Así que empieza comiendo algo ligero y poco a poco tu cuerpo te pedirá más alimento en la mañana.

Adriana Sandoval