¡Comparte en tus redes!

La importancia del juego en la salud de los niños y de los padres

La importancia del juego en la salud de los niños y de los padres

La importancia del juego en la salud de los niños y de los padres

Jugar es una actividad importante en el desarrollo y en la salud del niño, todos los niños tienen derecho a jugar. Sin embargo, lejos de lo que se cree, el juego es algo indispensable para la salud de todo ser humano, sin importar su edad.

Cuando un niño juega explora el mundo que está a su alrededor, cada niño juega como mejor se acomoda y dependiendo de la edad, los tipos de juegos van cambiando. No juega de la misma forma un niño en edad escolar que un bebé recién nacido, los juegos de un adulto son distintos, van más encaminados a las bromas.

SABIDURÍA QUE AYUDA: Se necesita un tiempo mínimo de 15 minutos al día para aprovechar los beneficios del juego en el desarrollo del niño, según lo explica la pedagoga española Imma Marín, miembro del Observatorio del Juego Infantil que promueve la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ). El escritor irlandés George Bernard Shaw dijo: "El hombre no deja de jugar porque se vuelve viejo. Se vuelve viejo porque deja de jugar".

Con el juego el niño explora su mundo, crea lazos y expresa su creatividad, favorece el desarrollo físico, social y emocional, los adultos también logran beneficios a su salud por medio del juego. Aquí algunos beneficios que trae el juego para los niños:

1.- Aprender a solucionar problemas. Cuando un niño juega se plantea problemas, impulsa su imaginación y encuentra soluciones.

2.- Lenguaje. El juego es útil para el desarrollo del lenguaje en los niños.

3.- Aprendizaje. Los niños facilitan su aprendizaje, pues la curiosidad natural les permite aprender de forma entretenida.

4.- Desarrollo físico. Correr, saltar, reír y realizar algunas otras actividades físicas son benéficas para el pequeño.

5.- Desarrollo social. Es indispensable que el pequeño aprenda a convivir con otros niños.

6.- Desarrollo emocional. El juego permite crear vínculos afectivos, es decir, el pequeño hace amigos.

7.- Impulsa la creatividad. Un pequeño que juega adquiere ésta habilidad, el juego hace a los niños más creativos.

A medida que un pequeño crece experimenta cambios en el tipo de juego

Bebés: Los más pequeños tratan de estimular sus sentidos, exploran lo que hay alrededor y aprender a usar su cuerpo.

Niños en edad escolar: Sus juegos son más aspiracionales, muchos de ellos juegan a imitar roles de los adultos o algunos aspectos de la realidad. Se van preparando para el futuro.

Adolescentes: El juego pierde más importancia, el juego y el deporte es una de las formas de vincularse con otros muchachos de la misma edad. En esta edad se desarrollan habilidades de negociación, trabajo en equipo y liderazgo.

Adultos: Muchos adultos prefieren descansar a jugar, sin embargo el juego tiene mucha utilidad para un adulto. Jugar es bueno para que los adultos aprendan a enfocarse y útil para la introspección, elimina el estrés, potencia la memoria, aumenta la vitalidad, llena de energía, mejora las relaciones y favorece la empatía, permiten replantear la visión del mundo y provocan más felicidad. Las opciones son los juegos sociales o los juegos de mesa.

La diversión es más importante de lo que parece, debe ser algo indispensable en la vida de todo ser humano. las personas más sanas y equilibradas son aquellas que se atreven a jugar y a disfrutar de la vida. Además de las responsabilidades que debe cumplir tu hijo en casa, permítele jugar y también tómate tiempo para jugar.

Beneficios de jugar con tu hijo, aquí.

Cómo reforzar el sistema inmunológico de niños pequeños, aquí.

Mentiras piadosas que dicen los papás, aquí.