¡Comparte en tus redes!

La importancia del magnesio en tu organismo

 

Hoy les voy a compartir sobre un mineral muy importante para el organismo, del magnesio; del cual no se escucha mucho y se encuentra en más de 300 enzimas diferentes del organismo. Está involucrado en la producción de trifosfato de adenosina (ATP), una de las fuentes de energía más importantes de nuestro organismo. La mitad del magnesio presente en tu cuerpo se encuentra en tus huesos y previene la pérdida ósea. Además va a ayudar a la regularización de los niveles de azúcar en la sangre, ayuda a la relajación de los vasos sanguíneos y permite que haya una función adecuada intestinal. Paradójicamente es muy común que exista deficiencia de este gran mineral en el organismo, casi un 80% de la población padece deficiencia de este micro nutrimento.

Un gran número de estudios científicos han demostrado que el magnesio puede mejorar las irregularidades en la presión arterial y evitar paros y ataques cardiacos y derrames cerebrales.

Las investigaciones nos indican que el magnesio contribuye a más de 100 beneficios en la salud como es la diabetes tipo 2, la fibromialgia, las migrañas, regular el sueño, el síndrome premenstrual, el estreñimiento, entre otras.   Además de todo esto, es un potente desintoxicador del organismo, posee propiedades importantes para eliminar metales pesados y toxinas ambientales.

No existe ninguna prueba de laboratorio para saber cuánto magnesio exactamente hay presente en nuestros tejidos. Las pruebas que podrían estimar el nivel de magnesio son orina de 24 horas y prueba de epitelio sublingual. Por lo tanto para saber si hay alguna deficiencia es muy importante tomar en cuenta síntomas tempranos que uno puede presentar como son: hormigueo o entumecimiento de las extremidades, contracciones musculares y calambres, ansiedad, cansancio, debilidad, pérdida de apetito, nauseas, vómitos y dolores de cabeza. Conociendo esta información es muy importante consumir alimentos ricos en magnesio como son las algas, los vegetales de hoja verde como el cilantro, las acelgas, las espinacas, las nueces, las almendras, las avellanas, las semillas de ajonjolí, calabaza, girasol y linaza, el aguacate, el cacao, los granos integrales y en menor cantidad en productos de origen animal. Es muy buena idea tomar diariamente por las mañanas un jugo verde (con acelgas, espinaca y/o cilantro), esto nos va a dar la seguridad de que estamos consumiendo magnesio.

Existen otros factores que pueden contribuir a la deficiencia de magnesio como son: por ejemplo condiciones o enfermedades del sistema digestivo (enfermedad de Crohn, intestino permeable) que tienen alterada la capacidad de absorber el magnesio, alteraciones en la función renal en donde contribuye a una perdida excesiva de magnesio en la orina, el 60% de personas con alcoholismo tienen bajos niveles de magnesio, hay una mayor probabilidad que en el envejecimiento disminuye la absorción de este mineral. En la diabetes poco controlada se aumenta la perdida de este en la orina y en el consumo de diuréticos y antibióticos pueden provocar su deficiencia.

Hay una gran variedad de suplementos de magnesio en el mercado, no existe ningún suplemento que sea 100% magnesio, las sustancia utilizadas en cualquier suplemento pueden afectar la absorción y biodisponibilidad del magnesio. Los más recomendados y que se absorben mejor son los que contienen citrato de magnesio, glicinato de magnesio, gluconato de magnesio y lactato de magnesio.

En mi práctica profesional yo recomiendo que las persones consuman alimentos ricos en magnesio y si es necesario; por ejemplo si tienen estreñimiento o estrés les recomiendo tomar un suplemento de magnesio por las noches y de esta forma puedan relajarse más fácilmente, descansar y evacuar mejor.

 

Alexandra Drijanski