¡Comparte en tus redes!

La importancia de formalizar tu empresa o negocio

La importancia de formalizar tu empresa o negocio

La importancia de formalizar tu empresa o negocio

Posiblemente tengas un negocio pero no lo has formalizado, lo que no sabes es que en verdad te estás perdiendo de muchas ventajas y beneficios.

La mayoría de las empresas en México permanecen en la informalidad hasta que cumplen 5 años de vida. 70 por ciento de las empresas desaparece en el primer lustro porque no ha formalizado sus procesos, algo que no incluye sola el pago de impuestos sino de tener una estructura de organización corporativa.

SABIDURÍA QUE AYUDA: Los negocios que tienen cinco o menos trabajadores se registra más de 85 por ciento de informalidad, las unidades económicas más grandes, que son las que cuentan con más de 250 empleados, la tasa no llega a 7 por ciento, según las cifras del Consejo Coordinador Empresarial (CCE). Las empresas informales llegan a ser en promedio 45 por ciento menos productivas que las formales y su desarrollo está limitado, según el CCE. El sector primario tiene mayor nivel de informalidad con 88 por ciento; el terciario, que es de comercio y servicio, tiene un 53 por ciento.

Los pequeños y medianos negocios se topan con distintos obstáculos regulatorios para lograr formalizarse. En México puede costar mucho formalizarse y lleva mucho tiempo, los trámites y la regulación en materia de seguridad social tienen un elevado costo, es por eso que una pequeña empresa prefiere quedarse así y evitarse todos esos trámites. De acuerdo con Fernando Sandoval, director del Centro de Familias Emprendedoras del Tecnológico de Monterrey, la formalización de las empresas se realiza a los 5 años, pues dichas empresas deben cumplir con el pago de impuestos y el registro de sus empleados ante el Seguro Social, además de que deben profesionalizar sus operaciones.

Ventajas de la formalización

Sin embargo, formalizar tu negocio te puede traer varias ventajas como brindar posibilidades de acceso al crédito, proyectas confianza a tu cliente y brindas una imagen de responsabilidad social empresarial, tienes más oportunidades de hacer negocios y se te abren más puertas, participas en concursos públicos y adjudicaciones como proveedor de bienes y servicios del Estado, tienes asegurado el futuro de la familia y evitas multas por no presentar declaración de rentas, pues es una obligación hacerlo.