¡Comparte en tus redes!

La importancia de hacer reír a tu hijo

"Calladito te ves más bonito", ¿cuántas veces has escuchado este tipo de palabras? A muchos padres les encantan los niños bien portaditos, pero hay ocasiones en que es mejor ver a tus niños felices y disfrutando una de las cosas más sencillas de la vida: sonreír. No  impidas a tu hijo disfrutar de la risa, si está jugando deja que lo haga.

Es cierto que hay límites y que como padre debes disciplinar a tus hijos, pero el juego y la risa también son parte fundamental en el desarrollo de los niños, así que date la oportunidad para reír junto con tus hijos y hazlos sonreír como tú desees.

SABIDURÍA QUE AYUDA: Según los expertos, reír provoca que el cuerpo produzca endorfinas, que son sanas para el cuerpo humano, se eleva el nivel de otras hormonas que sirven para relajarse y reducir el estrés. Un grupo de investigadores de la Universidad de California, Estados Unidos, encontró que algunas personas, a quienes les dijeron con una semana de anticipación que verían una película divertida, redujeron sus niveles de cortisol (hormona del estrés). ¡Se relajaron con sólo pensar que iban a reír! Otro estudio llamado "Felicidad y Trabajo", hecho por la consultora Crecimiento Sustentable, la gente feliz es 88% más productiva y tiene 33% más energía y dinamismo.

¿Cómo ayudar a tu hijo a reír más?

Puede ser que no tengas ganas de reír o estés cansado al llegar a casa del trabajo, pero si lo intentas mejorarás muchas cosas en el hogar, sobre todo con tus hijos. De acuerdo con el Profesor Charles Schafer, de la Universidad Dickinson en Teaneck, Nueva jersey, sesenta segundos de risa forzada pueden ayudar a levantar el ánimo, así es, risa forzada.

No pierdes nada con intentar ser feliz frente a tus hijos, el mal humor y el buen humor son contagiosos, así que procura contagiar algo positivo en casa. Ríe y haz reír a los demás.

La risoterapia y los beneficios de reír, aquí.

El video que inspiró una campaña publicitaria de coca cola, aquí.

Las características de niños de 1 a 5 años, aquí.