La influencia de nuestras palabras sobre nuestra pareja

¡Comparte en tus redes!

La influencia de nuestras palabras sobre nuestra pareja

La ira es un sentimiento que jamás escapa de ningún ser humano, hasta la persona más ejemplar llega a tener esos momentos, así que enojarse es algo muy normal en nuestra naturaleza, sin embargo no hay pretexto alguno que nos justifique para cometer algún perjuicio en contra de nuestro cónyuge.

El amor es un principio prudente, dile que estás molesto(a), pero no te apresures a lastimar o albergar un resentimiento. Pon mucha atención, pues las siguientes ideas te ayudarán a saber qué debes decirle a tu pareja.

  1. Palabras de perdón.
    Trata de afirmar tu relación con la persona con quien te enojaste antes de que termine el día, no dejes pasar el tiempo. Cuando reprimes el enojo siembras en tu interior un resentimiento, un rencor, que no te ayudará ni a estar ni feliz, ni a estar sano. En las relaciones de pareja es muy importante no guardarse las cosas.
  2. No te calles ni lo bueno, ni lo malo.
    La comunicación es vital. Dile lo que piensas y lo que sientes a tu ser amado. Cuando expreses lo que no te gustó hazlo sin palaras hirientes, en un clima de respeto. Cuando el depósito de enojo crece llega el momento en que las reacciones no se pueden controlar. Concéntrate en el problema, no en la persona.
  3. Palabras sin emociones.
    Nuestras palabras son muy poderosas y pueden hacer estragos tu relación. Sé prudente con lo que dices y evita expresarlas cuando toda tu persona está siendo invadida por las emociones, sean de alegría, euforia, coraje o tristeza.
  4. Palabras de afecto.
    Aprovecha los momentos positivos para expresarle a tu pareja lo mucho que la quieres, prueba con la innovación dile de una manera original “te quiero” o “te amo”, aunque esas palabras funcionan mucho si se las dices tal cuál.
  5. Palabras de aceptación.
    Que tu orgullo no sea tan grande que veas las observaciones que hacen de tu persona como una amenaza. Si vas a hacer observaciones tú, hazlo con tacto. El amor está en la sencillez y aceptación, menoscaba el perfeccionismo y la exigencia, de lo contrario no podrás tolerar las conductas o las fallas de tu pareja. En lugar de mirar con ojos de crítica, dedica tiempo a expresar lo mucho que la amas a pesar de las diferencias.
  6. Halagos.
    Los halagos y las atenciones se vuelven muy escasos a medida que la relación avanza, no caigas en el mismo error de la mayoría. Trata de ser original y demostrar que te atrae.
  7. Te ayudo.
    Las parejas son un equipo que trabaja para beneficio de sí mismas, no se tata de una competencia entre los dos. Por lo general, ellas son quienes tienen más carga de trabajo, un verdadero caballero hará lo que sea para aligerar las tareas de su amada. Cuando él llega estresado del trabajo, hablar lo ayuda a sacar todas las tensiones que lo atormentan, un buen oído es la perfecta cura.