¡Comparte en tus redes!

La Ley de atracción

Martha Sánchez NavarroDespués de la película del Secreto se hizo más famosa esta ley. Desgraciadamente no se entendió, pues se presentó como un acto de magia o algo así. Salía un cuate visualizando un Ferrari rojo y después de un rato se levanta de la postura de meditación y ahí estaba su auto nuevo! Claro que suena absurdo, por más que tú y yo nos sentemos a visualizar a Acapulco, no vamos abrir los ojos y estar en la Costera.

¿Pero es un inicio saber qué queremos y a dónde queremos ir? Si ni siquiera tenemos claro a dónde deseamos ir, no podremos llegar a ningún lugar. La cosa no es tan sencilla, pero tampoco es complicada. Requiere de una metodología, que todos conocemos, pero usábamos en negativo. Todos nos hemos preocupado por algo que nos daba miedo, a enfermarnos, a quedarnos sin trabajo, sin dinero o sin amor.

La mente funciona como una televisión, cuando pensamos en algo lo hacemos por medio de imágenes, como por ejemplo si escuchamos que va haber recorte de personal en la oficina donde trabajamos, pensábamos que seguro nos iban a correr y de hecho imaginamos como llegaba el gerente de recursos humanos y nos despedía, hasta que de tanto estarlo pensando se hace realidad, sin darnos cuenta que nosotros atraíamos esa experiencia, inconscientemente. Nadie conscientemente se generaría algo negativo, pero por miedo podíamos estarlo haciendo, sin darnos cuenta.

Esta es la ley de atracción, es la misma que "Causa y Efecto" que nos dice, que toda causa tiene un efecto y que el efecto siempre regresa a la causa. Esto quiere decir que todo lo que sale de mi a mi regresa. No es personal, es una ley. Visto en positivo funciona igual, tenemos la capacidad de crear una vida espléndida, pensando bien, creyendo que es posible y sobre todo, que lo merecemos. La ley de atracción nos dice que debemos estar en sintonía con aquello que queremos manifestar. La mayoría de la gente quiere el bien para ella y los suyos, pero se la pasaban pensando en todo lo malo que podría pasar, en vez de pensar en todo lo bueno. Viendo noticieros, telenovelas y series cargadas de malos pensamientos, no ayudan, más que a crear aquello que más miedo nos daba. No se puede sembrar rábanos y querer cosechar lechugas, si no estamos manifestado lo que queremos es, porque no estamos conectados con esa energía. Si queremos abundancia económica, debemos conectarnos con esa energía y abrirnos a recibir, no quiere decir que no hagamos nada y que el dinero caerá del cielo, pero atraeremos personas y situaciones que nos faciliten nuestro objetivo. Todo es energía y los iguales se atraen. Las emociones son lo que le da energía y dirección a nuestros pensamientos.

El miedo tenía mucho protagonismo, qué tal que me corren, no me alcanza o ya no me quiere y ahí empezábamos a crear justo lo que no queríamos vivir. Donde está nuestra atención, está nuestra energía. El amor tiene mucho más poder que el miedo, obvio! El Universo está confabulado con nosotros todo el tiempo y respeta nuestras peticiones, recuerda que no reconoce el NO, no pienses y hables de lo que no quieres, intenta pensar y hablar de lo que sí quieres y confía que el universo hará su parte. Como puedes ver no es tan difícil, pero no va a pasar en automático, ¿quieres algo?

Conéctate y empieza a vibrar en esa sintonía, lo demás vendrá por añadidura. Piensa bien, habla bien y verás grandes cambios en tu vida, ah y también agradece de antemano lo que Sí quieres.

Bendiciones Martha

Martha Sánchez Navarro