¡Comparte en tus redes!

La era de los estimulantes para sentir

adrian-GUTIERREZ-1000X525-2017Hoy en día hablamos de inteligencia emocional, y la mayoría de las personas cree que es inteligente emocionalmente porque le suceden cosas y no se les nota, nosotros como especie humana ¿somos animales que piensan con sentimientos? O ¿animales con sentimientos que piensan?

La respuesta es: somos animales con sentimientos que piensan, sin embargo la mayoría de las personas creen que es al revés, creen que nuestra inteligencia debe dominar a los sentimientos y por eso vivimos frustrados, porque todos los días cada hora y cada minuto se ven afectados por la tristeza, el enojo, el miedo, el afecto o la alegría que sentimos, y situaciones similares pueden tener un desenlace totalmente diferente de acuerdo a nuestro estado de ánimo.

Los sentimientos que nos dan placer los buscamos y evitamos los que nos causan dolor, pero hay un fenómeno ahora bastante común, como ya no siento de manera natural busco estimulantes que me hagan sentir los sentimiento que me producen placer y evadir los que me causan dolor.

Por elección tengo cuando menos 15 años casi sin tomar alcohol, a los 31 años comencé a dar clases en mi universidad ITESO y cuando les contaba que no tomaba surgía siempre la siguiente pregunta ¿y entonces como te diviertes cuando sales? Mi respuesta era, de la misma forma que tú, solo que sin tomar, el hecho les parecía bastante extraño ya que comentaban: “yo necesito un par de cervezas para pasármela bien”.

Y es que hoy para sentirnos alegres necesitamos tomar un par de cervezas, una copa de vino o un shot de tequila, necesitamos estimulantes cuando sentir alegría tendría que ser de manera natural.

Lo mismo pasa con los demás sentimientos, un coñac para que se me quiete el susto, un whisky para que se me baje el enojo, y unos tequilas para quitarnos la tristeza ¿y entonces a qué hora sentimos? Después de años de bloquear sentimiento llegan las depresiones, las enfermedades y las adicciones.

Ser inteligente emocionalmente es sentir vivir cada sentimiento, dejarlo llegar e irse para no enfermar, también no critico el que puedas tomar, pero la pregunta que debes hacerte es ¿para qué quiero tomar o porque tomo? Si la respuesta es para estimular o bloquear un sentimiento lo estás haciendo por la razón equivocada.

Nos leemos el próximo miércoles.

Adrián Gutiérrez