¡Comparte en tus redes!

La obesidad en México y el mundo

adriana_sandovalCreo que todos los que trabajamos en cuestiones de salud tenemos la obligación de compartir información actual y sería para que la gente no se quede con ideas anticuadas o erróneas. Por ejemplo, la revista The Lancet publicó un artículo sobre la obesidad en el mundo, estudiaron datos de peso y estatura (índice de masa corporal) en 20 millones de personas en 186 países durante casi 40 años. Los resultados fueron alarmantes, la obesidad se ha duplicado en mujeres y casi triplicado en hombres. Según este estudio, el país con más obesos es China, seguido de EUA. México lo sitúan en el lugar 6, esta calificación no es nada alentadora ya que el 35% de estos obesos son adolescentes y niños, esto significa que si no se someten a tratamiento pronto, serán adultos con muchos problemas de salud.

El único hallazgo positivo en este estudio fue que la desnutrición en el mundo disminuyó del 15 al 10%. Entonces lo conclusión es: Estamos comiendo más, pero no mejor.

Algo que me preguntan todos los días es ¿cómo sé si soy obeso o sólo tengo algunos kilitos de más? La respuesta no es sencilla, hay muchos factores que deben tomarse en cuenta. pero les voy a dar algunos focos rojos que podemos tomar en cuenta:

1.- Aumento de peso constante.- Tu cuerpo ya no responde igual a dietas y ejercicio, cada vez te cuesta más trabajo regresar a tu peso o simplemente, te quedas con ese nuevo peso y cada vez acumulas más.

2.- Aumento de talla.- Cuando no te quedan las tallas normales y tienes que ir al departamento de tallas extras. A menos que midas más de 1.90m, el comprar tallas extra implica obesidad. Otra llamada de alerta es que tienes que comprar zapatos que te queden grandes para que no te lastimen o te entren bien. Incluso puedes notar que las sillas del cine o los asientos del coche o transporte ya te son incómodos.

3.- Movilidad limitada.- Cada vez te cuesta más trabajo abrocharte los zapatos, agacharte, caminar o subir escaleras. Tienes que sentarte porque te duelen los pies cuando estás parado o caminando. Sientes taquicardia y dificultad para respirar aún cuando haces tareas sencillas.

4.- Alteraciones en estudios de laboratorio.- Se elevan tus niveles de colesterol, triglicéridos y glucosa en sangre. También puede subir la presión arterial. Esto implica que tu cuerpo ya no puede funcionar normalmente con tu nuevo volumen corporal.

5.- Cansancio.- Es común que la grasa del centro del cuerpo dificulte la respiración, sobre todo en la noche. Esto ocasiona que siempre estés cansado y con sueño. Sudas ante cualquier esfuerzo y dejas de hacer tus actividades habituales por cansancio,

Si tienes alguno de estos síntomas o crees que tu peso está aumentando, visita a un especialista, es más fácil cuando tienes pocos kilos de más y además, la obesidad implica un gran riesgo de salud que hay que analizar y tratar.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) espera que para el 2019 estos porcentajes de obesidad no aumenten. ¡Y es aquí donde participan todos! ¿Cómo podemos ayudar a la OMS para detener este aumento de obesidad en el mundo? Empezando en casa, no podemos esperar que los gobiernos y escuelas hagan todo el trabajo. Comprometámonos a hacer estas 5 cosas en casa:

1.- Compra pocos alimentos procesados.

2.- Camina 10 minutos todos los días.

3.- Toma agua natural.

4.- No pases más de 4 horas sin comer.

5.- Visita al médico 1 vez al año.

Adriana Sandoval