¡Comparte en tus redes!

La pequeña línea entre el respeto y la sumisión

Es cierto que en el trabajo necesitamos respetar a nuestros compañeros y a nuestros superiores, acatar las reglas y cumplir con nuestro deber, pero eso no significa que debas aceptar que te falten el respeto. Podría ser que con el tiempo llegues a ver los abusos o las exigencias injustas como algo normal, no permitas que tu cerebro comience a aceptar las injusticias y la falta de dignidad como si fuese parte de tu día a día, no tiene que ser así.

En algún momento cediste y desde entonces fuiste aceptando las injusticias, respetar a tu jefe no significa dejar que mienta acerca de tu trabajo, que te quite prestaciones o beneficios a los que tienes derecho. Respetar a tus superiores tampoco es permitir que te traten mal o que te hablen ásperamente, que te amenacen con perder tu puesto o darte una sanción.

Un fenómeno muy recurrente es que cuando el trabajador inicia en una empresa pone cierta resistencia y trata de conservar su valía personal, pero con el tiempo ve normal el abuso, la personalidad va cambiando de forma gradual e imperceptible, el orgullo y el respeto se pierden de forma sutil.

Comienza a brillar

A todos nos gusta ganar, ser líderes y sobresalir en nuestro trabajo, eso no es malo, tienes un impulso inconsciente de querer algo mejor, es una fuerza motriz que te ayuda a esforzarte. No es malo desear brillar. No se trata de vanidad u orgullo, sino de instintos naturales que te ayudan a mejorar.

La pequeña línea entre el respeto y la sumisión

La pequeña línea entre el respeto y la sumisión

De niño tenías muchos sueños, pero con el tiempo se acostumbraron a agachar la cabeza, lucha contra eso, deja de agacharte, levanta la cabeza y mira al futuro, lucha por conseguir tus sueños. El éxito no es fácil, pero que sea algo muy difícil de alcanzar no significa que debas rendirte, no renuncies a disfrutar las mieles del triunfo.

Exige respeto

No permitas que nadie te manipule a su antojo o te humille, nadie vale más que tú, hacerte respetar no es buscar problemas, es defender tu derecho sin rebajarte, sé inteligente para poder hacerlo. Si alguien es injusto contigo y te dejas estás haciendo valer la injusticia, comienza haciendo valer la justicia en ti mismo y después con los demás. Si tu jefe te pone un sobrenombre que no te gusta, pídele que no lo haga.

La dignidad del ser humano es importante, a veces la gente comete injusticias sin saber que las comete, aguantarte o guardar silencio no te ayuda. Por otra parte hay gente necia que se aprovecha de quienes se dejan, a los necios debes de ponerlos en su lugar, por su puesto con inteligencia y sin entrar en su juego.  Por otra parte, no olvides que quizá también tú cometiste un error, trata de poner las cosas  en balanza y actuar justamente. Todos cometemos errores, pero procura tratar a los demás como te gustaría que te trataran.

Para que no te engañen: Tipos de contrataciones en México, en este link.

Tipo de personalidades Godínez según tu vestimenta, en este enlace.

Útiles, herramientas y cosas que usa un Godínez, entra aquí.