¡Comparte en tus redes!

Dividido entre la persona que me gusta y la persona que me quiere

Mónica VenegasA muchos nos ha pasado: la persona que me gusta apenas me hace caso. Y la persona que me quiere no me gusta. Entonces, comienza una batalla interna entre la cabeza y el corazón: ¿le damos la oportunidad a quien muestra interés en nosotros (aunque no nos inspire tanto) o insistimos con aquella persona con quien soñamos (aunque no veamos mucha respuesta)?

El verdadero amor no confunde emociones, más bien aclara sentimientos. Sin embargo, a veces la división radica entre nuestro orgullo intentando conquistar lo inconquistable y la resignación de aceptar a alguien sólo porque siente algo hacia nosotros. ¿Cuál de las dos funcionaría mejor?

Existen tres lugares suicidas para iniciar un “romance”. 1. El ego, “¡ya verás que yo lo conquisto!”, “¡tiene que caer!”. 2. La resignación o el miedo a estar solos, “no puedo estar solo”, “peor es nada”. 3. Una baja autoestima, “está bien si me maltratan”, “no merezco un verdadero amor”. Elegir así no es romance, ¡es suicidio emocional! Es llegar muerto a la relación (real o imaginaria, porque a veces esta sólo existe en nuestra mente), comprometiéndonos a cambio de una realidad que es muy frágil y emocionalmente cara de mantener, pues a cambio tendremos que soportar la indiferencia o ver a nuestra pareja sufrir por nuestra lejanía emocional.

¿Cómo aclarar qué decisión tomar?

  1. Hay varios pasos que nos pueden ayudar a discernir. El más importante para aclarar nuestra decisión, es ser profundamente honestos con nosotros mismos y preguntarnos si realmente deseamos y merecemos estar en X o Z relación. Es importante conocer cuáles son los sentimientos reales (no imaginarios ni idealizados) que tenemos hacia cada una de esas personas, por ejemplo, cómo te sientes cuando estás con ella, qué tanto puedes ser tú mismo, cómo está tu autoestima al final de tus encuentros con cada una de ellas, qué sientes ante su indiferencia, o sus detalles, etc. Lo más importante es darnos cuenta cuáles sentimientos son más importantes para nosotros, cuáles se sienten bien, pero no son permanentes y, así poder hacer un análisis para elegir cuál relación nos dará más satisfacciones.
  2. El segundo paso es saber que no puedes conservar todo el pastel y al mismo tiempo querértelo comer. En otras palabras, o escoges a una persona o a la otra, así que como mínimo, uno de los dos se tendrá que ir. Una vez que hayas tomado tu decisión deberás darle Next! (incluso si es a las dos personas). Deja de llamar, de seguirla en redes sociales, o simplemente déjala ir. Si es la persona que no te quiere, agarra tu autoestima y sigue adelante. Y si se trata de la persona que tiene sentimientos hacia ti, sé honesto con ella. Nunca decidas iniciar una relación por lástima, pues le harás mucho daño. Mejor, agradece su interés en ti y explícale, amablemente, que no estás listo para esa relación. Pero, si decides darle una oportunidad, responsabilízate y comprométete de lleno: ábrete y dale la oportunidad que te conozca y viceversa, y empiecen juntos a disfrutar del inicio de un romance que puede funcionar para ambos.
  3. Por último, independientemente de lo que elijas, el integrante más importante en una relación es tu autoestima. Así, si vas a relacionarte con alguien, que sea desde el amor propio y no desde las carencias. Que sea desde lo que te hace mejor y no desde lo que te destruye. Que sea desde donde seas tú mismo y no desde donde dudes. ¡Demuéstrate el amor hacia ti mismo! Prepárate más, trabaja tu autoestima, rodéate de personas que te eleven y no que te estanquen. Hacerlo incrementará tu seguridad personal, lo cual es el arma emocional más poderosa para iniciar un romance saludable y verdadero y ¡tú lo mereces!

Recuerda que en las relaciones, no importa si una persona está soltera. Importa si está emocionalmente disponible. En otras palabras, no pongas tus ojos en una persona sólo porque no esté comprometida. Mejor enfócate en su disponibilidad emocional. Más de lo que imaginas, hay mucha gente poco accesible para amar con quien terminarás herido. A la ceguera emocional...dale next!

¿Deseas más herramientas para un amor saludable? Adquiere mi libro Dale Next! a los problemas de pareja en las principales librerías y suscríbete a mis redes sociales FB: Monica Venegas Independencia Emocionalo, Twitter @MonicaVenegas pues a diario publico prácticas herramientas para tu éxito y tu felicidad personal.

Monica Venegas