La realidad del cáncer en el mundo

¡Comparte en tus redes!

Pese a las diferentes campañas de prevención y políticas públicas adoptadas por los diferentes gobiernos, el cáncer sigue siendo la principal causa de muerte a nivel mundial. Los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) revelan que en 2012, se diagnosticaron 14 millones de nuevos casos, y 8.2 millones de personas murieron por esta enfermedad.

Para colmo, la OMS prevé que el número de nuevos casos aumente 70% en los próximos 20 años.

Los cánceres más comunes a nivel mundial son:

HombreMujer
PulmónMama
PróstataColon y recto
Colon y rectoPulmón
EstómagoCuello uterino
HígadoEstómago

 

Aunque es cierto que no hay forma de prevenir el cáncer, sí se han detectado algunos factores que aumentan las probabilidades de que desarrolles cáncer, como son: tener un índice de masa corporal elevado, ingesta reducida de frutas y verduras, falta de actividad física y el consumo de tabaco y alcohol.

Una forma efectiva de evitar que te unas a las estadísticas es adoptar un estilo de vida saludable, en donde lleves una dieta balanceada y realices una actividad física con regularidad. Además claro, que reduzcan el consumo de bebidas alcohólicas y te mantengas alejada del tabaco.

Avances

A pesar de que el panorama es desalentador, la ciencia ha hecho grandes avances para detectar oportunamente el cáncer, además de que se siguen buscando nuevos tratamientos.

En Inglaterra, un grupo de investigadores desarrollaron un método para detectar cánceres de estómago y esófago con el aliento. El sistema tiene 90% de precisión, y si se implementa permitiría que los sistemas de salud ahorraran hasta 145 millones de dólares al año.

En tanto, un equipo de científicos del campus de Florida de la Clínica Mayo, en Estados Unidos, ha descubierto una forma para reprogramar las células del cáncer y hacer que estas vuelvan a la normalidad. Por el momento se realizan pruebas con algunos tipos de cánceres agresivos, y de acuerdo con los investigadores, los resultados son muy prometedores.

No podemos dejar de mencionar el trabajo de la Universidad de Michigan (U-M), cuyos científicos han diseñado un dispositivo que permitirá detectar y tratar las posibles recaídas de pacientes con cáncer de mama, sin recurrir a métodos de exploración invasivos.

Se trata de un implante que se colocará debajo de la piel para que atraiga y atrape las células cancerosas que circulan en el torrente sanguíneo. El objetivo es impedir que estas células se extiendan a otras partes del cuerpo y evitar así la metástasis.

De concretarse estos desarrollos estaríamos mejor preparados para vencer el cáncer.