¡Comparte en tus redes!

¿Qué es es la teoría del pánico y cómo evitar que le afecte a México?

Las últimas horas se han vivido momentos realmente estresantes en la ciudad de México, donde protestas, saqueos y robos se han dado a partir de la subida del precio de la gasolina, derivando en un 20% más de su costo anterior.

Alrededor del día de ayer muchos rumores han corrido entorno a dichos actos, entre los que mensajes de whatsapp, memes y supuestos comunicados que anuncian un golpe de Estado, ponen el shock a quienes los leen y dividen a la sociedad.

cinema

Bien decía el "buen" Maquiavelo: "Divide y vencerás"; mientras algunos sectores de la sociedad califican los saqueos como actos llevados a cabo por "pobres diablos" y oportunistas, existen otros sectores que aseguran que no son otra que grupos de choque pagados por el gobierno para desestabilizar los movimientos sociales que se oponen a sus recientes medidas entorno al precio de la gasolina.

Este tipo de situaciones pueden enmarcarse bajo "La teoría del pánico", donde la desinformación y la confusión reinan entre la población, ante una realidad donde los movimientos sociales estallan y el gobierno corre el riesgo de que toda la gente se le venga encima.

En una era donde los medios de comunicación han derivado en las redes sociales que, además de ser de largo alcance, son también accesibles a todo tipo de usuario, se corren este tipo de riesgos, como la viralización de contenidos que no son reales e inclusive, pueden llegar a manipularse a través de imágenes que corresponden a otros momentos o lugares distintos y muy lejanos al conflicto del que se habla, como lo pueden ser fotografías de otros pueblos en conflicto, como Irán o Irak, manipulando visualmente sus entornos para hacerlos parecer reales y alineados a los intereses de los grupos que buscan difundirlos para crear terror y confusión.

Con ello no queremos decir que todos los actos de ayer fueran falsos, sólo buscamos que como sociedad estemos conscientes de que los rumores favorecen el conflicto y la contraposición entre la ciudadanía.

Lo que más necesitamos ahora como nación, es mantenernos unidos y una buena forma de hacerlo es:

  • Verificando las fuentes de donde proviene la información
  • Evitando a toda costa compartir o difundir datos, imágenes, audios o textos de dudosa procedencia para evitar rumores y pánico

En caso de estar en el sitio de los hechos:

  • Documentar de manera gráfica la información a compartir, a forma de que promueva la objetividad y una clara cobertura de lo que ocurre en el lugar

Recordemos que como ciudadanía buscamos bienestar, ver crecer a nuestros seres queridos y avanzar como sociedad.

Mientras la vulneración de nuestros derechos como ciudadanos se justifique ante desmanes de este tipo, cuestionémonos sobre las causas y posibles pretextos para mantener la paz social, en especial cuando se genere pánico a través de saqueos y de violencia y donde el gobierno aparezca como el gran héroe salvador de la película de horror.

NOTAS RELACIONADAS

Efectos del enojo y cómo darles la vuelta. Aquí.

Gasolinazo, comunicados y cambios en el Gabinete. Aquí.

Defensa personal callejera para prevenir ataques sexuales o asaltos. Aquí.