¡Comparte en tus redes!

La eterna búsqueda de la felicidad

Armando FrancoTodo ser humano siente un profundo deseo de experimentar la felicidad y busca y busca esta en todo tipo de lugares y experiencias, pero desgraciadamente buscan algo que en realidad no tienen idea de qué es esto que están buscando.

¿En algún momento te has preguntado qué es la felicidad y cómo se obtiene?

Lo primero de lo que tendríamos que ser conscientes es de que la felicidad no es un destino. ¿Alguna vez te has dicho algo como esto?: “Cuando llegue a ese sitio seré feliz. Cuando obtenga el acenso seré feliz. Cuando consiga que esa persona que tanto me gusta, sea mi pareja seré feliz…” Error! Y este tipo de errores se comenten continuamente en la vida.

La Felicidad nos da Bienestar (Estar - Bien). Y para estar bien es importante conservar siempre la capacidad de asombro, esa misma y hermosa capacidad que todo niño posee, un niño feliz se asombra de todo. Entre más infeliz es un adulto, menos capacidad de asombro tiene. Permite que este maravilloso misterio que es la vida, te asombre. Se consciente del milagro que significa algo tan poco valorado como el ver, asómbrate de ver un maravilloso paisaje, los majestuosos colores de un atardecer, la maravilla de una noche de Luna llena, o lo impresionante de un rayo. El asombro nace de un corazón feliz.

La Felicidad produce Entusiasmo. La palabra entusiasmo proviene del griego "En-Theos", y significa tener un Dios dentro de uno mismo. Para los griegos, la persona entusiasta era tomada por uno de los dioses, guiada por la propia fuerza y sabiduría de su entusiasmo, y recibía un don: poder interactuar con la naturaleza y transformarla.

La felicidad es algo que tiene mucho más que ver con el entusiasmo que con la euforia, en la cual experimentamos un experiencia de gran intensidad, pero esa intensidad decrece rápidamente hasta desaparecer. Las personas experimentan euforia al estar divirtiéndose, tomando y bailando en un antro o al estar presenciando un partido de futbol de su equipo favorito; pero esto desaparece rápidamente y las personas regresan a sus vidas llenas de frustraciones y problemas y a vivir vidas nada felices. En cambio el entusiasmo es mucho más profundo, es un estado espiritual superior y permanente, se puede vivir una vida llena de entusiasmo a pesar de los problemas y retos que la vida nos presente. La euforia genera adicción, ya que al experimentarla nuestros cerebros generan grandes cantidades de dopamina y endorfinas, que nos hacen sentir estados de bienestar, pero al descender los estímulos estos neuro-transmisores también descienden y en muchos casos provoca que el individuo busque estas experiencias cada vez más seguido, pero al no ser una experiencia de felicidad plena, con el paso del tiempo la persona descubre que su vida cae en un profundo vacío, que es algo totalmente contrario a la felicidad.

La felicidad no es un don que la vida te ha de otorgar, no es un regalo que Dios te entregará. Me llama mucho la atención el que las personas van a los templos de las diferentes religiones, pidiéndole a Dios felicidad, así como el niño le pide a Santa Claus un hermoso regalo. Una parte importante de madurar en la vida es el comprender que Dios no va a intervenir, el te da el libre albedrio para que hagas con tu vida lo que quiera, ya sea lanzarla al escusado o vivir una vida maravillosa. La felicidad es algo que tienes que conquistar en tu paso por la vida. Y para ganártela tienes que generar una buena actitud.

Otras personas tienen la idea de que es la gente a su alrededor la que les da la felicidad, pero esto no es real. Si tú crees en verdad esto, entonces tenderás a generar relaciones codependiente en las cuales estarás destinado tarde o temprano a sufrir mucho, ¿qué va suceder si la otra persona muere, o deja de quererte y te abandona? Pues en ese momento tu mundo se desmoronaría y comenzarías a vivir sumido en el sufrimiento de un infierno.

¿Entonces en dónde se encuentra la felicidad? “La felicidad está dentro de ti”.

Y por ultimo, quiero compartir contigo lo que tendrías que hacer para conectar con el estado de felicidad.

- Encuentra cuál es tu misión en esta vida y trabaja arduamente para conquistarla. Cuando estás haciendo eso que realmente viniste hacer a esta vida, se produce una felicidad indescriptible. A esto los Gurús de India lo llaman “Cumplir tu Dharma”. Dharma significa acción correcta. El Dharma de una madre, es amar y proteger a sus hijos. El Dharma del fuego es quemar, el del agua es mojar, el del viento es soplar. Ahora tómate tu tiempo y descubre cual es tu dharma, qué es lo que debes de hacer en esta vida... y hazlo.

  • Amate a ti mismo. Cuídate, trabaja para sanar tus heridas emocionales, desaste de hábitos negativos, trabaja en tu crecimiento personal, comprométete contigo mismo a ser un mejor ser humano.

-   Busca continuamente el equilibrio en tu vida. La vida feliz es como una mesa con diversas patas. Debemos de asegurarnos que todas estas crezcan de manera simultanea. Estas patas son: Salud, Amor, Trabajo, Dinero, Autoconocimiento, Relaciones Humanas y Familia. Si te centraras en el amor de pareja, pero descuidaras las otras patas, la mesa estaría desbalanceada y no sería de utilidad, y de continuar así, te romperás. O si te centraras en tu trabajo y el dinero y descuidaras otras patas ocurrirría lo mismo; probablemente llegues a ser famoso y millonario pero al crecer desbalanceado generarías un vacío en tu interior . La historia nos a mostrado muchos ejemplos terribles de personas así, que a pesar de obtener justo lo que querían terminan suicidándose o viviendo vidas muy lastimosas.

- Agradece. Vive con un profundo sentimiento de agradecimiento. Agradece el simple hecho de estar vivo, y de poder disfrutar una vez más de este maravilloso misterio que es la vida. Agradécelo todo. Si vives con esta actitud de agradecimiento entonces lograras experimentar la felicidad.

Y esto te permitirá vivir en entusiasmo y sentirte feliz.

Armando Franco