¡Comparte en tus redes!

La verdadera razón por la cual los bebés no duermen toda la noche

La verdadera razón por la cual los bebés no duermen toda la noche

La verdadera razón por la cual los bebés no duermen toda la noche

¿Te has preguntado cuál es la razón por la cual un niño no puede quedarse dormidito durante toda la noche? Cuando eres mamá o papá de un recién nacido comienzas a extrañar las noches largas de sueño, pero por ahora te tienes que acostumbrar a despertarte a cada momento para atender a tu pequeño que está llorando. ¿Por qué pasa esto?

Se trata de algo completamente natural, pero también es un mecanismo de supervivencia, es porque los bebés están en continua alerta, pues se encuentran en una etapa vulnerable, por lo que necesitan llamar la atención de sus padres constantemente para estar protegidos, es por eso que no duermen por tiempos prolongados. Por naturaleza, un bebé se despierta a menudo cuando se encuentra incómodo, tiene hambre o solamente para comprobar que su mamá está cerca.

Si un bebé no tuviera este tipo de comportamiento, es decir, si estuviera en un estado de calma durante toda la noche, los padres se descuidarían por más tiempo, lo cual pondría al pequeño en serios peligros, los cuales van desde una mala postura que impida al pequeño respirar bien, la buena noticia es que las noches de vela no son eternas, todo va por ciclos.

Conforme los bebés crecen los ciclos de sueño son más largos, hasta llegar a periodos de sueño similares a los de un adulto. Durante los primeros 6 meses de edad hay grandes cambios, después de los 6 meses de edad hay cambios, los bebés tienen un desarrollo significativo que hace que su sueño sea más prolongado y tranquilo. Por lo general, el tiempo prolongado ¨de sueño aumenta conforme a la edad, por lo tanto a los 2 años duermen profundamente.

Consejos para padres recién nacidos

Establece rutinas para que el bebé duerma siempre a una hora, eso ayuda mucho a que el niño aprenda a qué hora hay que dormir. Ponlo en la cuna antes de que duerma del todo, o sea cuando esté por dormirse, así está consciente de que duerme en un lugar y se despierta en el mismo lugar. No lo acuestes inmediatamente después de comer, pues tiene regurgitaciones. No acudas inmediatamente cuando se despierta, espera si vuelve a dormir solo, pero vigila, si no se consuela trata de dormirlo con caricias y cantos sin encender la luz.

Ofrécele el pecho, quizá no tenga hambre, pero a veces los niños buscan reconfortarse y calmarse, es probable que tenga sed, ofrécele biberón con leche o agua, asegúrate que duerma lo necesario en el día. Si duerme la siesta dormirá bien en la noche, si no lo dejas dormir en el día por la noche estará tan cansado como para lograr conciliar el sueño.

Descubriste a tu bebé comiendo tierra, ¿qué es lo que debes hacer? Aquí.

¡Ten cuidado! Daños a tu bebé por la exposición prolongada al sol, aquí.

En qué momento se sabe el sexo de tu bebé y qué lo determina, más información en este link.

Cómo entretener a tu bebé durante un largo viaje, te decimos cómo aquí.