¡Comparte en tus redes!

Lago de Atitlán, en Guatemala

Lago de Atitlán, en Guatemala

Lago de Atitlán, en Guatemala

Si piensas viajar a Guatemala, hay muchas cosas que no te puedes perder, una de ellas es el majestuoso Lago de Atitlán, que está a tres horas y media desde la ciudad de Guatemala. Es un lago de origen volcánico rodeado de distintos pueblos, el lugar es tan famoso que al llegar podrás ver que hay turistas de distintos países disfrutando de la belleza del paisaje.

Es un lugar apartado, relajado y lleno  de tranquilidad, cuando visitas este hermoso lago tienes la oportunidad de disfrutar de paseos por la naturaleza o visitas guiadas con información cultural. Aunque pases dos semanas, no terminarás de disfrutar de las bellezas naturales y cultura que ofrece este sitio.

Uno de los pueblos más grandes a la orilla del lago es Panajachel, este pueblo funciona como punto de entrada o salida a cualquier punto del lago desde el resto de Guatemala. Ahí tienes la oportunidad de alojarte en un lujoso hotel a las orillas del lago, con vistas impresionantes, o bien, puedes hospedarte en uno económico, para no gastar todos tus quetzales.

Desde este pueblo toma una embarcación para dar un paseo por todo el lago, visita otros pueblos como San Pedro Laguna, San Marcos Laguna, Santa Cruz Laguna (Hay muchos hoteles de lujo aquí, no hay paso por carretera, sólo se llega por el lago), Santa Catarina de Palopó y San Antonio de Palopó, cerca de Panajachel, estos dos últimos pueblecitos continúan manteniendo la cultura maya local, excelentes lugares para quienes tengan un espíritu cultural más curioso.

Si tienes la oportunidad de navegar en el lago, no te pierdas la oportunidad de darte una vuelta cerca del volcán San Pedro. De acuerdo con la Arqueóloga Sonia Medrano Busto, hay una ciudad que quedó sumergida en el lago, se encuentra 20 metros bajo la superficie, antiguamente fue una isla donde fue construido un centro ceremonial donde llegaba gente del altiplano de Guatemala a realizar rituales, la ciudad tiene más de 1700 años de estar sumergida, está fuera del alcance del conocimiento de la gente.

En Panajachel hay vistosas calles para recorrer el tianguis de artesanías y recuerdos para comprar alguna playera, llaveros, figuras de embarcaciones y un sin número de curiosidades que puedes conservar como recuerdo.

En Guatemala tienes la oportunidad de disfrutar todo tipo de alimentos, como los Chuchitos (que para los mexicanos podrían parecernos tamales miniatura), el jocón (una especie de salsa con vegetales), pepián (pollo con salsa y semilla de sésamo), tamales de Chipilín, enchiladas guatemaltecas y muchos platillos más. Si te gusta la comida tradicional compra unas deliciosas pupusas en los establecimientos a la orilla del lago, no te arrepentirás.

Alberto Brito