¡Comparte en tus redes!

Las 5 posiciones sexuales que las mujeres odian

mujeres_odianHasta ahora, nos hemos enfocado en decirte cuáles son las mejores posiciones sexuales para estimular determinados puntos de la anatomía femenina, pero… ¿alguna vez le has preguntado a tu pareja si realmente las disfruta?

Si jamás te lo ha dicho, será mejor que te prepares porque estamos a punto de destruir tus ilusiones. ¿Por qué? Porque parece ser que las mujeres odian todas esas posiciones sexuales de las que tanto presumes.

Al menos eso mostraron los resultados de una encuesta realizada por la revista Women’s Health, en la que participaron mil 200 mujeres, a quienes se les pidió que enlistaran las posiciones sexuales que menos disfrutaban. ¿La mala noticia? Son las más comunes.

Y como no queremos hacerla más de emoción, aquí están las cinco posiciones que menos disfrutan las mujeres:

5.El 69. Por muy erótica y sensual que te resulte la idea del sexo oral simultáneo, debes saber que ellas creen que esta posición es impersonal y que es difícil dar y recibir al mismo tiempo.

4.Misionero. No podemos negar que nos sorprendió encontrar al Misionero en esta lista, pues es más tradicional; sin embargo, las lectoras de Women’s Health afirmaron que en ella es imposible estimular los lugares adecuados.

3.Vaquera invertida. En las páginas del Kamasutra se le presenta como una forma sexy y aventurera de poseerla; sin embargo, las cosas no son tan sencillas. En muchos casos, la penetración puede ser dolorosa para ambos. No en vano se le conoce como la “rompe penes”

2.Mujer arriba. ¡No! Por mucho que disfrutes la vista, ellas detestan ser el centro de atención. Por alguna extraña razón se sienten seguras, así que, si no quieres renunciar a esta posición, puedes optar por apagar la luz.

1.Perrito. Lo sabemos, ésta es una de las consentidas, sobre todo en nuestro país, pero la mayoría de las mujeres se sienten incómodas con la actitud de sumisión, además de que la penetración les resulta dolorosa. ¿Por qué? Porque golpeas su cérvix.

¿Te quedo alguna en el arsenal? Si no, tendrás que repasar el Kamasutra y ponerte creativo.