¡Comparte en tus redes!

Arturo Arciniega

Las causas del mal aliento y cómo solucionarlo

Soy el Dr. Arturo Arciniega y desde este espacio les doy la bienvenida a un nuevo año, en donde seguiré resolviendo todas sus inquietudes sobre la salud dental.

 

Y para comenzar bien el año, les explicaré algo que todos percibimos, pero de lo que nadie habla: el mal aliento. Esa incómoda sensación que te aleja de las personas, o que en el peor de los casos, hace que las personas se alejen de ti.

 

El aliento es el olor del aire que exhalas por la boca, y cuando ese olor se vuelve desagradable, se denomina halitosis. Pero no todos los trastornos relacionados al mal aliento tienen la misma causa, y a continuación te los voy a explicar.

 

Seguramente has escuchado decir: “el infierno debe oler a azufre”, pues sí, el azufre es un compuesto químico con un característico y muy desagradable olor; y tengo que decirte que las bacterias que se acumulan en tu boca por la descomposición de alimentos y falta de higiene constante, desprenden azufre. Ese es el primer tipo de halitosis, el causado por una mala higiene oral.

 

Existe otro tipo de halitosis, el que está relacionado con la diabetes; y podrás reconocerla por tener un particular olor a frutas. Ese signo se denomina cetoacidosis y si tú o algún conocido lo presenta, debes acudir con un especialista, porque es un foco rojo para la salud.

 

Si la halitosis está relacionada con padecimientos renales crónicos, el olor será parecido al amoniaco, es decir, como orina o pescado.

 

Sin embargo, no es necesario sufrir de una afección sistémica para tener halitosis, porque estos hábitos y condiciones médicas, sin una adecuada higiene, también la pueden ocasionar:

Alcoholismo.

Consumir ajo o cebollas.

Tomar café.

Tabaquismo.

Grandes dosis de suplementos vitamínicos.

Caries dental.

Prótesis dentales.

Gingivitis.

Diente impactado.

Sinusitis.

Infección de la garganta.

Reflujo gastroesofágico.

 

Pero, ¿qué hacer si padeces halitosis?

Para comenzar, practica una adecuada higiene bucal (puedes consultar mi columna del 12 de noviembre).

Evita los hábitos dañinos como el alcohol y el cigarro (que no sólo te ayudarán a combatir el mal aliento, sino a tu salud en general).

Si el aliento fuerte no desaparece y no hay una causa obvia como fumar o tomar alcohol sin lavarte los dientes, contacta a un profesional médico.

 

Espero que esta información te haya servido a despejar tus dudas y si el mal aliento te provoca inseguridad o rechazo, hoy es un buen día para cambiar tus hábitos y comenzar el año con excelente aliento, ¿y por qué no?, con muchos besos.

 

¡Nos leemos próximamente! y recuerda ponerte en contacto conmigo para cualquier duda relacionada con la salud dental.

 

Dr. Arturo Arciniega.
@Arciniegadental
Arturo Arciniega